La distribución alimentaria es un importante elemento de vertebración territorial y desarrollo económico en zonas rurales. Esta es la principal idea que han destacado ASEDAS, Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados, y ASUCAM, Asociación de Supermercados de Castilla La Mancha, en la Jornada El Supermercado y la Vertebración Territorial en Castilla La Mancha, que, inaugurada por Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla La Mancha, ha tenido lugar hoy en el Parador de Cuenca.

Las empresas de supermercados analizan en Cuenca el papel de la distribución alimentaria como elemento de vertebración territorial en Castilla La Mancha
El Consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, inaugura el debate sobre cómo llevar el servicio básico de una alimentación variada y a precios competitivos a zonas rurales.

Francisco Martínez Arroyo ha resaltado que el 47% de los consumidores elige los supermercados para la compra de los productos y, para el Gobierno regional, es primordial que en los lineales se encuentren aquellos que están producidos en la región; principalmente, los amparados por una de las 47 figuras de calidad existentes, que van a agruparse bajo una marca paraguas que se presentará este año y para lo que ha pedido el apoyo de la distribución para darla a conocer.

En la Jornada participaron también Jesús Alique, Comisionado del Reto Demográfico de Castilla La Mancha, y Sara Bianchi, Secretaria General Técnica de SSPA –Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa-. Jesús Alique enumeró algunos de los pilares fundamentales para atraer población a las zonas rurales y asegurar la igualdad de derechos: el acceso a la vivienda, el transporte, la banda ancha y la actividad económica. Sara Bianchi, por su parte, puso el ejemplo de Escocia, que ha conseguido asentar población en zonas rurales gracias a unos buenos servicios básicos y a la creación de puestos de trabajo estables.

El objetivo de ASEDAS y ASUCAM es contribuir a que la necesidad básica de tener acceso a una alimentación completa, variada, segura y a precios competitivos llegue también a todas las personas que optan por vivir en municipios pequeños y apartados. De hecho, la totalidad de la población española tiene al menos un supermercado a menos de 15 minutos de sus casas, lo que implica que en España no se dé el fenómeno de los “desiertos alimentarios”. Del total de aperturas de autoservicios y supermercados en los últimos cinco años, el 22,6 por ciento se localiza en municipios de menos de 10.000 habitantes, muchas de ellas en forma de franquicias apoyadas por las centrales de compra pertenecientes a ASEDAS, Euromadi e Ifa.

La red de establecimientos de distribución alimentaria, 23.519 en toda España, puede equipararse a la red de farmacias o colegios*. La provincia de Cuenca, la más despoblada de España junto con Soria y Teruel, tiene una ratio de habitantes por supermercado de 1.470, frente a los 1.686 de Castilla La Mancha y los 2.028 de la media de España. Esto significa que el esfuerzo de mantener un supermercado en zonas rurales es mayor que en entornos urbanos y reafirma el compromiso de los supermercados con el mundo rural.

Tanto Ignacio García Magarzo, director general de ASEDAS, como Rafael Ruiz Alonso, presidente de ASUCAM, han subrayado que las razones de la alta capilaridad de la red de supermercados residen en la fortaleza de las cadenas regionales que, ayudadas por las centrales de compra, introducen un elemento de equilibrio en la cadena que les permite competir en surtido, calidad y precio. Además, cabe destacar el impacto en la economía rural tanto a través de la creación de empleo directo como del apoyo a los productores locales. Estos encuentran canales de comercialización de proximidad para sus productos que, a su vez, aportan un elemento diferenciador a los supermercados regionales.

En este sentido, María Ángeles Rosado, de ASAJA Cuenca, defendió la necesidad de contar con una cadena de valor fuerte y colaborativa como la que se ha construido en España como “un factor ineludible para impulsar la fijación de población en estas zonas”.

Cuenca ha acogido el primero de una serie de debates sobre distribución alimentaria y vertebración territorial que continuarán en las Comunidades de Castilla y León, Aragón y Andalucía.

*28.531 colegios en el curso 2018-2019, según el Ministerio de Educación; 22.046 farmacias en 2017, según el Colegio de Farmacéuticos.

 
Comparte esta noticia: