La Unidad de Daño Cerebral del Instituto de Enfermedades Neurológicas de Castilla-La Mancha (IEN), situado en Guadalajara y dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha incorporado la realidad virtual como complemento a las distintas terapias que se llevan a cabo con los pacientes con daño cerebral sobrevenido.

La Unidad de Daño Cerebral del Instituto de Enfermedades Neurológicas incorpora realidad virtual para la rehabilitación física y cognitiva de sus pacientes
Se trata de un software de rehabilitación que, mediante un equipo informático, un proyector y una cámara, permite reproducir los movimientos del paciente para que éste realice terapia sensorial y motora de forma lúdica y a través de juegos y simulaciones.

Se trata de una plataforma software de rehabilitación virtual diseñada específicamente para trabajar conjuntamente aspectos físicos y cognitivos en cualquier entorno asistencial. Mediante un ordenador, un proyector y una cámara, se recogen y reproducen los movimientos del paciente de modo que éste pueda realizar su terapia “casi como si se tratara de un juego”.

Este software, denominado Rehametrics, utiliza la gamificación para hacer que la rehabilitación sea más divertida. De esta manera se consigue estimular a los pacientes y mantener su motivación. El sistema captura el movimiento en tiempo real sin necesidad de colocar ningún dispositivo o sensor y monitoriza los ejercicios realizados, comprobando el grado y calidad de ejecución de los mismos.

Esto permite a los profesionales encargados de la rehabilitación de los pacientes comprobar la evolución del paciente y realizar un seguimiento objetivo de su evolución a lo largo del proceso de rehabilitación.

Son los profesionales del equipo clínico quienes diseñan y personalizan las diferentes sesiones de rehabilitación que completarán los pacientes y realizan modificaciones en base a los resultados conseguidos, de modo que esta tecnología permite la posibilidad de dar un tratamiento individualizado.

“Las nuevas tecnologías tienen una excelente aplicabilidad en el reentrenamiento sensorial y motor”, ha explicado la jefa del servicio de Medicina Física y Rehabilitación, Lourdes Gil Fraguas, y “favorece la mejora funcional de los pacientes a la vez que permite monitorizar y cuantificar su evolución”.

“Los pacientes con daño cerebral que tienen dificultad para movilizar sus extremidades afectadas tienden a infrautilizarlas, y este sistema permite controlar un avatar o cuerpo virtual a través de sus propios movimientos, lo que estimula que realicen tareas en un mundo virtual”, ha señalado.

Según la doctora Gil Fraguas, los resultados en sus primeros meses de funcionamiento “nos indican que los pacientes son capaces de mejorar el control del tronco y estática postural, así como alcanzar los objetivos que aparecen en la pantalla de forma más rápida y precisa, mejorando el uso espontáneo de la extremidad afectada durante el ejercicio, lo que podría producir un impacto notable en su proceso de recuperación”.

Este novedoso sistema de realidad virtual es un complemento al tratamiento neurorrehabilitador que reciben los pacientes ingresados con daño cerebral sobrevenido. Desde su puesta en marcha, un total de 37 pacientes se han beneficiado de esta tecnología que ha demostrado su eficacia rehabilitadora. “Este tipo de terapias son un excelente complemento y constituyen el futuro para la rehabilitación y la neurorehabilitación, conjuntamente con las terapias físicas habituales” ha apuntado.

En este sentido, cabe destacar que, en el último año, la Unidad de Daño Cerebral del IEN está incorporando estas nuevas tecnologías en el programa de Neurorrehabilitación que se suman a las ya existentes, como el sistema robotizado para la reeducación de la marcha (Lokomat) y el software de rehabilitación diseñada para tratamiento cognitivo, (Neuronap).