El subdelegado del Gobierno, Ángel Canales, ha mantenido esta tarde un encuentro con más de una decena radioaficionados pertenecientes a la Red Nacional de Radio de Emergencia (REMER) en Guadalajara, a los que ha agradecido “su disposición para colaborar de manera desinteresada en el sistema de protección civil y emergencias”. En el encuentro ha participado también la jefa de la Unidad de Protección Civil, además del personal de esta unidad y el responsable del gabinete telegráfico de la Subdelegación del Gobierno.

La Subdelegación del Gobierno de Guadalajara reconoce la labor de los voluntarios de la Red Nacional de Radio de Emergencia (REMER)
• Canales les ha agradecido su disposición para colaborar de manera desinteresada en el sistema de protección civil y emergencias

Canales ha destacado que esta red presta un respaldo fundamental, “y por eso es importante dar a conocer su existencia y reconocer públicamente el compromiso altruista y solidario de las personas que participan en ella”, algunos con más de 30 años de permanencia. En la actualidad, la REMER de Guadalajara está integrada por un total de 16 voluntarios, que representan un 10% de los más de 160 radioaficionados que están registrados en la provincia, a los que ha animado a sumarse a esta red.

La REMER tiene ámbito estatal y su misión es proporcionar un canal de comunicación alternativo y complementario a los convencionales, en caso de que estos pierdan o vean disminuida su capacidad operativa en una situación de emergencia. En Guadalajara, está estructurada en siete zonas que abarcan la totalidad del territorio provincial. Todos los integrantes de la red disponen de una acreditación, que deben renovar cada tres años. Los colaboradores que permanecen ininterrumpidamente por un periodo de cuatro años reciben un diploma de reconocimiento, que se entrega también al cumplir 10 años y, posteriormente, por cada periodo de cinco años.

Tras la intervención del subdelegado, los asistentes han visitado las dependencias de la Subdelegación en las que se ubican el gabinete telegráfico y el Centro de Coordinación Operativa (CECOP), desde donde se dirigen las actuaciones de emergencia nuclear. Además, han recibido información sobre las últimas actualizaciones normativas sobre la organización y funcionamiento de la REMER.

Por último, el subdelegado les ha propuesto participar en actividades formativas sobre el uso de los equipos de radiotransmisión para los nuevos alcaldes y concejales de aquellos ayuntamientos donde haya este tipo de equipamientos por estar incluidos dentro del PENGUA, además de ofrecerles la posibilidad de recibir cursos para actualizar conocimientos de actuación en caso de emergencia y divulgar su labor entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las agrupaciones locales de Protección Civil.

Origen de la REMER

Aunque los radioaficionados colaboran con Protección Civil desde los años sesenta, es en los años 80 cuando se configura esta colaboración en lo que hoy conocemos como REMER para disponer de un sistema de respaldo ante una posible inutilización, caída o saturación de los sistemas de comunicación habituales, con la finalidad de garantizar el enlace entre los responsables de Protección Civil. En la actualidad, cuenta con más de 3.500 radioaficionados en toda España, vinculados de modo voluntario y altruista a la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, y estructurados bajo un plan de actuación denominado Plan Mercurio.