Cabanillas del Campo ya tiene Presupuesto para el año 2019. El Pleno del Ayuntamiento de la localidad, reunido este viernes en sesión ordinaria,  ha aprobado el proyecto presentado por el Equipo de Gobierno por 6 votos a 5, gracias al apoyo del Grupo Socialista, Izquierda Unida y Vecinos por Cabanillas, y con la oposición del Grupo Popular. Faltó a la sesión plenaria el concejal socialista Luis Blanco, de baja médica, y el PP también contó con un edil menos, al no haberse incorporado todavía la persona que sustituirá al concejal Josué Martín, dimitido hace unos días.

La reforma de la sala velatorio, la EBAR del polígono, el Centro Fitness y una nueva sede policial, en los Presupuestos 2019 para Cabanillas aprobados este viernes
El Pleno aprobó el proyecto presupuestario para el vigente ejercicio presentado por el Equipo de Gobierno, que eleva los ingresos a 15 millones de euros

El Presupuesto 2019 del Ayuntamiento de Cabanillas es “ambicioso, el más inversor en muchos años, y también de marcado carácter social; cumple los requisitos de estabilidad presupuestaria, y consolida la buena situación económica del Ayuntamiento, manteniendo el superávit y dejando a cero la deuda bancaria”, según ha señalado en su exposición el alcalde, José García Salinas.

El primer edil ha realizado una pormenorizada explicación de estas cuentas, señalando que recogen unos ingresos de algo más de 15 millones de euros, con un incremento del 48’5% respecto al año anterior; y unos gastos de casi 12 millones. Esta diferencia de 3 millones de euros entre ingresos previstos y gastos inicialmente presupuestados es la cantidad que resultará de la venta de la parcela municipal del SI-20 (cuya adjudicación definitiva también se ha aprobado hoy, pero a la que no se deben imputar gastos hasta que esté efectivamente cobrada por el consistorio, lo que ocurrirá en las próximas semanas). La venta de esta parcela, por 3’1 millones de euros, es también lo que explica el inusual incremento de los ingresos.

En cuanto a los 12 millones del capítulo de gastos, este se subdivide en 3’2 millones para personal; 5’6 millones de gasto corriente (que abarca partidas importantes, como el pago de la limpieza, el alumbrado público, o la calefacción de todos los edificios municipales); 1’2 millones en transferencias financieras (que cubren sobre todo el pago a las mancomunidades Vega del Henares del servicio de basuras; y a la del Sorbe del agua potable); 1’4 millones de euros en inversiones; 0’3 millones en pasivos financieros, y 36.000 euros en gastos financieros.

Salinas ha recordado que este Presupuesto es el más inversor en muchos años en Cabanillas del Campo. En él se recoge la parte correspondiente al gasto plurianual para proseguir la obra del Parque de la Familia Elena de la Cruz, la construcción del kiosco de hostelería de este mismo parque, la construcción de una estación de bombeo de aguas residuales (EBAR) para el Polígono 1 y 2 (una obra que no se ha podido ejecutar en 2018 porque no ha llegado aún el permiso necesario de la Confederación del Tajo); la reforma de la Sala de Velatorio del Cementerio Municipal, que se facilitará de manera gratuita a los vecinos que la precisen; la construcción del nuevo Centro Deportivo Municipal de Fitness, cuya licitación es inminente, la adquisición de un nuevo vehículo para las brigadas municipales, o la iluminación ornamental de la Iglesia de la localidad, entre otras. Otra cuestión que resolverá el Presupuesto 2019 es una vieja deuda del consistorio con un particular que en su día cedió los terrenos donde se asienta el Ferial del municipio, y que todavía no están abonados, a pesar de los muchos años transcurridos.

Otras inversiones previstas, y que se añadirán al Presupuesto en una próxima modificación (en cuanto se cobre la parcela del SI-20), son la construcción de un nuevo edificio municipal que servirá como Centro de Seguridad (al que se trasladarán las oficinas de Policía Local y la sede Protección Civil), la prolongación del carril-bici hasta el barrio del Soto, o el inicio de los trámites de construcción de un nuevo edificio multiusos para uso cultural, que amplíe los espacios de la saturada Casa de la Cultura. El alcalde ha explicado que la saneada situación financiera del consistorio permitirá ejecutar todos estos proyectos “sin necesidad de recurrir a créditos bancarios”.

Cuentas saneadas

García Salinas ha destacado que es la saneada situación económica del consistorio la que ha permitido este incremento inversor para el año 2019. Así, el alcalde ha recordado que el Ayuntamiento ha cerrado todos los ejercicios de este mandato con superávit presupuestario, logrando al tiempo enjugar la deuda financiera con los bancos, que ha pasado en estos cuatro años de 5 millones de euros, a una cantidad residual que será completamente eliminada antes del fin de la legislatura.

Salinas también ha destacado el hecho de que el Presupuesto recoja un incremento de la partida de Personal de un 20%, algo que se corresponde con las nuevas plazas cuya creación se ha aprobado con la reciente modificación de la Relación de Puestos de Trabajo. Entre estas plazas se incluyen un incremento en el número de funcionarios habilitados nacionales, más policías locales, un responsable de Recursos Humanos, o la consolidación de una plaza en la sección de urbanismo que actualmente se presta mediante un contrato externo, entre otras. En cuanto a la partida de transferencias financieras, el alcalde ha destacado que su incremento se debe a que se contempla una ampliación de las horas de apertura del Punto Limpio que comenzará a implementarse de modo inminente.

También ha destacado el primer edil que se mantiene el marcado carácter social de anteriores presupuestos, por cuanto se mantienen partidas destinadas a adherirse de nuevo a los planes y talleres de empleo que impulsa la Junta de Comunidades, y que ya han supuesto la contratación de unas 250 personas con contratos de seis meses en el presente mandato.

Finalmente, Salinas ha recordado que el presupuesto cuenta con todos los informes técnicos y jurídicos favorables. De este modo, el informe de Intervención señala que “comprobados los documentos que contiene, y considerando que existe equilibrio presupuestario, esta Intervención Municipal informa favorablemente al Presupuesto”, mientras que el informe de estabilidad que ratifica que las cuentas dice que estas “cumplen el objetivo de estabilidad presupuestaria” que fija la Ley.

Por parte de los grupos políticos, Manuel Gallego, de Izquierda Unida, ha dicho que su formación “defiende y avala estas cuentas”, que ha calificado de “realistas, continuistas, equilibradas, y que nos permiten avanzar en las políticas sociales, culturales y de inversión” que se han venido ejecutando en este mandato. Por su parte, Jéssica Méndez, de Vecinos por Cabanillas, ha destacado que se trata de un presupuesto “muy inversor”, y ha dicho que su grupo considera que “se ha trabajado muy bien en el plano económico”.

La posición crítica la ha mantenido el Grupo Popular, que también votó en contra los Presupuestos de los años 2016, 2017 y 2018. Su portavoz, Jaime Celada, ha justificado su oposición en varios puntos. A su juicio, se trata de unas cuentas que “tratan de hacer inversiones a última hora que no se han hecho en todo el mandato”, y ha reiterado sus críticas habituales de años anteriores, a cuestiones como la partida del Plan de Empleo (porque no se realiza directamente desde Suvicasa), o al incremento de ingresos, que achaca a subidas de impuestos implementadas al sector empresarial en años anteriores.

También ha dicho Celada que considera que hay poco dinero presupuestado para cuestiones como el asfaltado de calles o la reposición de redes de suministro de agua, y ha criticado otras cuestiones, como las partidas de festejos, entre otras. En su intervención, Celada ha dicho que daba por presentada con su discurso una enmienda a la totalidad de los presupuestos, que aunque no ha sido presentada por escrito, consideraba presentada “in voce”. Esta enmienda a la totalidad ha sido rechazada en votación por el resto de los grupos. Asimismo, el PP ha anunciado que recurrirá en los tribunales el Presupuesto, por cuanto contempla un gasto de personal relacionado con la nueva Relación de Puestos de Trabajo, que su grupo considera ilegal, y que también ha llevado a los tribunales.

El alcalde ha contestado a las críticas del PP recordando que los técnicos municipales han avalado reiteradamente la legalidad, tanto de la nueva RPT, como de estos Presupuestos. “Todos los informes jurídicos son favorables y están realizados por funcionarios independientes, que son los mismos que había cuando usted era alcalde”, le ha recordado. También ha rechazado Salinas las críticas respecto a las partidas de asfalto o reposición de tuberías, recordando que se han realizado decenas de estas obras en años precedentes. Al tiempo, ha recordado que el incremento de impuestos al sector industrial (IAE) afecta sólo a empresas de facturación superior al millón de euros, y que esto se ha compatibilizado con una sustancial bajada en los impuestos vecinales, como el IBI, que descendió un 12% en 2018, o la congelación de otras tasas y precios públicos.

Otro aspecto que ha suscitado debate ha sido el incremento en la partida del alojamiento web, criticado por el PP. El alcalde ha explicado que se debe fundamentalmente a que el costo del programa Gestiona de administración electrónica se dispara notablemente al alcanzar los 10.000 habitantes, y ha afeado al portavoz popular (y diputado provincial) que este asunto no lo pague la Diputación, que tiene legalmente obligación de hacerlo. La institución provincial se ha negado a ello, y es un asunto que ya está en manos de los tribunales, ante un recurso presentado conjuntamente por los ayuntamientos de Cabanillas, Alovera y Villanueva de la Torre.

Antes de la aprobación del Presupuesto, pero ligado a este asunto, el Pleno ha aprobado, con idéntica correlación de votos, el ajuste de porcentajes de gasto plurianual para la construcción del nuevo Parque Elena de la Cruz.

Por unanimidad ha salido adelante otra cuestión técnica previa como es la aprobación del conocido como “techo de gasto”, que se fija según dicta la Ley en 11’8 millones de euros.

Finalmente, con los votos a favor de PSOE, IU y Vecinos por Cabanillas, y la abstención de los populares, se ha aprobado una solicitud de autorización a la Junta de Comunidades para destinar 20.000 euros del Presupuesto Municipal a “cooperación internacional” (que no es competencia directa del Ayuntamiento, y por eso requiere de este permiso previo). En concreto, este dinero se destinará a una subvención directa para la Fundación Vicente Ferrer, y a un proyecto de construcción de una escuela de mujeres en la India para el que esta ONG ha solicitado ayuda al consistorio.