La provincia de Guadalajara cierra 2018 con 374.152 viajeros que han realizado 655.852 pernoctaciones
 Guadalajara se consolida como la tercera provincia del país donde más han crecido las pernoctaciones hoteleras, con un incremento del 7,3 por ciento respecto al año anterior.

El director provincial de Economía, Empresas y Empleo, Santiago Baeza, ha celebrado los datos turísticos que acaba de hacer públicos el Instituto Nacional de Estadística concernientes a la provincia de Guadalajara y que consolidan el aumento de viajeros y pernoctaciones, tanto en establecimientos hosteleros como rurales. “Son unos datos francamente buenos”, ha afirmado y ha destacado la contribución a ellos del Plan Estratégico de Turismo 2015-2019 de Castilla-La Mancha.

Así, el año 2018 se ha cerrado con 374.152 viajeros que se han alojado en establecimientos de la provincia de Guadalajara y con 655.852 pernoctaciones realizadas en ellos.

En concreto, en lo que se refiere a establecimientos hoteleros han sido 313.630 los viajeros que han hecho uso de este tipo de establecimientos y han realizado 507.905 pernoctaciones. Esta cifra supone un incremento del 5,3 por ciento en viajeros y un 7,3 por ciento en pernoctaciones con relación al año 2017. Santiago Baeza ha puesto de manifiesto estas “buenas cifras” y ha destacado que en materia de pernoctaciones hoteleras, Guadalajara se ha convertido en 2018 en la tercera provincia española que más ha crecido.

En lo concerniente a Turismo Rural, el director provincial de Economía, Empresas y Empleo ha valorado los datos, “más si cabe, si tenemos en cuenta que 2017 fue un año excepcional, en el que se batieron record que en 2018 hemos vuelto a superar”.

Así, los establecimientos rurales de la provincia registraron a lo largo de 2018 un total de 60.522 viajeros, un 6,5 por ciento más que el año anterior. Estos viajeros realizaron 145.947 pernoctaciones, un 3,8 por ciento más que en 2017.

Haciendo un análisis por meses, el mayor número de turistas llegó a los establecimientos hoteleros de la provincia en julio, mientras que en turismo rural las mejores cifras se registraron en agosto, septiembre y noviembre.