La Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Guadalajara considera inadecuado el ritmo de las obras del nuevo hospital
Distintos integrantes de la Plataforma de la Sanidad y los representantes de los trabajadores han visitado hoy las obras de ampliación del Hospital de Guadalajara

Este miércoles 19 de Febrero, distintos miembros de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Guadalajara, junto a los representantes de los trabajadores de la Sanidad en la provincia, han visitado las obras de ampliación del hospital, pudiendo comprobar “in situ” el grado de avance de las mismas, desde la última visita realizada, hace ya más de un año.

Se sigue trabajando con normalidad, y el número de trabajadores oscila alrededor del centenar, en distintas tareas y cometidos; un número inferior al necesario a su parecer,  dada la superficie de obra pendiente de finalizar.

Ayer mismo, se hizo público que el grado de ejecución actual de la obra es de un 73,5%. A este respecto, los miembros de la Plataforma, vistos los trabajos pendientes de realizar, estiman que ese porcentaje es algo inferior al dado.

Por tanto, instan a la Junta de Comunidades a presupuestar para ejercicios futuros, una partida económica muy superior a la de los últimos años, de alrededor de 10 millones de euros,  lo que sin duda, redundará en acelerar el ritmo de la obra, para ver finalizada la misma lo antes posible.

Piden lo mismo, para lo concerniente a nuevas infraestructuras sanitarias en la provincia en Alcolea del Pinar, Cifuentes, el 2º Centro de Salud  de Azuqueca de Henares o el recientemente anunciado de los Valles en la capital. Recordando que todas ellas deberán tener la correspondiente dotación de profesionales.

Finalizan diciendo que no en un futuro, sino que en el momento actual, la plantilla de profesionales del SESCAM en sus distintas categorías es insuficiente: faltan médicos, enfermeros, auxiliares de enfermería, técnicos sanitarios, celadores, aux. administrativos,    y que esto es algo que no admite excusa, ni demora alguna, no se puede priorizar el gasto en obra y dejar de un lado a los profesionales y por tanto a los usuarios a los que se les presta el servicio hoy en día.

 
Comparte esta noticia: