Las trabajadoras y los trabajadores del Centro de Atención a Personas con Discapacidad (CAMF) de Guadalajara se han concentrado hoy, por tercer miércoles consecutivo, junto con los/as usuarios/as del centro y sus familias, para denunciar la falta de personal que vienen sufriendo en los últimos años, agravada por la ausencia de director/a desde marzo de 2019, hasta el pasado mes de agosto, y con un gobierno en funciones demasiado tiempo.

La plantilla y los usuarios del Centro de Atención a Personas con Discapacidad de Guadalajara salen a la calle a reclamar más personal y mejor calidad del servicio
• La no cobertura de vacantes, prolongada durante años, obliga a 143 personas a hacer el trabajo de 170, lo que las exige a diario un enorme sobreesfuerzo físico y psíquico para atender como se merecen a las más de 120 personas grandes dependientes que acoge el centro.

El CAMF de Guadalajara, dependiente del IMSERSO, “mantiene en la actualidad 27 plazas sin cubrir de una plantilla de 170 personas; de forma que las 143 restantes tienen que multiplicarse para atender a las más de 120 personas que acoge el centro, todas ellas grandes dependientes que precisan a diario mucha ayuda y muchos apoyos para las actividades básicas de la vida diaria y las actividades de ocio y tiempo libre.”

“La no cobertura por parte de los distintos responsables estatales de aquellas plazas que se van quedando vacantes por bajas del personal, por jubilaciones, por incapacidad temporal a menudo provocada por la sobrecarga de trabajo; por traslados a otros puestos y organismos -muchas veces por razones de salud derivadas del propio ejercicio profesional en el CAMF-… todo esto exige a la plantilla todos los días un enorme sobreesfuerzo laboral, físico y psíquico, y redunda en la atención a las/os usuarios/as”, y a la salud de los propios trabajadores, indica Alicia Anguita, trabajadora social en el CAMF y miembro del comité de empresa por CCOO.

Los CAMF son centros destinados a la atención integral de personas en edad laboral con graves discapacidades físicas; que no tienen posibilidades razonables de recuperación profesional y encuentran serias dificultades para conseguir una integración laboral y ser atendidos. Además del centro de Guadalajara, con más de 30 años en la ciudad, el IMSERSO cuenta con sendos CAMF en Leganés (Madrid), Alcuéscar (Cáceres), Ferrol (A Coruña) y Pozoblanco (Córdoba).

“Las plantillas de los CAMF no se ajustan a la realidad de las personas a las que atienden. Pero, además, en el caso de Guadalajara, la tardanza en nombrar un director o directora debido a la interinidad del Gobierno central, ha agravado los problemas de no cobertura de bajas en todos los colectivos: auxiliares, enfermería, limpiadores, fisioterapeutas, terapeutas, conductores…”

Por ello, el comité de empresa decidió emprender movilizaciones, todos los miércoles desde el pasado 5 de febrero, concentrándose a las puertas del centro desde las 11.00 a las 11.30 horas “para exigir la inmediata cobertura de las vacantes y la supresión de las sobrecargas de trabajo. Por la eliminación de los contratos basura y por la puesta en marcha de la nueva bolsa de trabajo. Por la dignidad y los derechos laborales de la plantilla; y por una atención integral y de calidad a las/os usuarias/os.”

Las concentraciones de la plantilla y de los usuarios vienen contando con el apoyo de delegados y delegadas sindicales de otras administraciones y empresas de la provincia, así como con la presencia de responsables de las organizaciones sindicales convocantes. El secretario general de CCOO de Guadalajara, José María Rey Cuevas, que hoy volvió a sumarse a la concentración a las puertas del CAMF, urgió al IMSERSO, al Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, encabezado por el vicepresidente segundo del Gobierno Pablo Iglesias, y al subdelegado del Gobierno en la provincia, Ángel Canales “una rápida respuesta a las demandas de los trabajadores y de los usuarios. La situación es inasumible y no puede prolongarse más tiempo”.

 
Comparte esta noticia: