La patronal conquense indica que el esfuerzo de los comerciantes en las rebajas reduce los precios casi un punto
La Confederación de Empresarios de Cuenca comenta el descenso del IPC del 0,9% en el mes de julio en la provincia, según señala el INE, dejándose notar el fuerte descenso del coste de vestido y calzado y que tanto la vivienda como el transporte apenas ascienden.

CEOE CEPYME Cuenca indica que el fuerte esfuerzo hecho por los comercios en la provincia para propiciar una campaña de rebajas atractiva se ha dejado notar de manera clara en el descenso del -0,9% del IPC en la provincia de Cuenca según señala el INE.

Así, la Confederación de Empresarios de Cuenca advierte que esta bajada global de los precios en la provincia se debe principalmente a la del vestido y calzado este mes de julio que llega al -13%.

Además, hay otros descensos, pero CEOE CEPYME Cuenca indica que sobre todo se deja notar el hecho de que tanto la vivienda con gastos como agua, electricidad o gas y los transportes, por el coste de los combustibles, que son los que suelen tirar del IPC hacia arriba, se han moderado mucho este mes con pequeños aumentos del 0,5% de la vivienda y del 0,3% del transporte.

Aumento anual

CEOE CEPYME Cuenca avanza que, con la tendencia desde el mes de abril, la moderación de los precios también se ha trasladado al índice anual en la provincia que se sitúa en un crecimiento del 0,5% en este séptimo mes del año 2019 con respecto al mes de julio del año anterior.

En esta moderación se deja ver de manera clara el descenso de los gastos de la vivienda en un -1,3% en los últimos doce meses, un indicador en el que poco tienen que ver las empresas de la provincia según señala la Confederación, pero que se deja notar en el global, como lo hace el descenso del -0,1% del transporte.

Este descenso de los precios desde abril en la provincia de Cuenca también se deja notar en el cálculo del IPC en lo que va de año, que experimenta un descenso porcentual del -0,4% en la provincia y aquí el comercio tiene una importante influencia, pues el vestido y calzado ha descendido en un -17,1% en la provincia en estos primeros siete meses de 2019.