CEOE CEPYME Cuenca confía en que le despliegue de banda ancha que proyecta la Unión Europea durante los próximos años se deje notar en la provincia de Cuenca como zona que necesita este tipo de infraestructuras y como herramienta para luchar contra la despoblación.

La patronal conquense confía en que el despliegue de banda ancha llegue a la provincia de Cuenca
La Confederación de Empresarios de Cuenca ha tenido conocimiento de que la Comisión Europea ha avalado la concesión de 400 millones de euros en ayudas públicas para esta infraestructura entre 2020 y 2022, solicitando en que esta tecnología llegue a zonas despobladas donde es muy necesaria.

Así, la SSPA, que integra a las tres organizaciones provinciales de Cuenca, Soria y Teruel con la colaboración de los Grupos Leader y de Globalcaja, Caja Rural de Soria y Caja Rural de Teruel, ha tenido acceso a esta información que   debe beneficiar a aquellas zonas que cuentan con conectividad insuficiente.

La noticia, muy bien acogida por la Confederación de Empresarios de Cuenca, señala que la Comisión Europea ha avalado la concesión de 400 millones de euros en ayudas públicas para el despliegue de redes de banda ancha de muy alta velocidad en España en el período comprendido entre 2020 y 2022.

En este sentido, CEOE CEPYME Cuenca solicita que esa inversión comunitaria se centre en zonas con especial necesidad y zonas despobladas, pues es una de las necesidades que más ha indicado como arma para luchar contra la marcha de habitantes de las zonas rurales.

De hecho, la Confederación de Empresarios considera que con una mejor conectividad de internet se podrá ayudar a fijar población y también a la puesta en marcha de empresas que ocupen a las personas de estos territorios.

Objetivo

El objetivo de la Unión Europea con esta inversión es abordar los déficits de conectividad de toda España y acelerar esta cobertura para apoyar el Mercado Único Digital Europeo.

Las redes que se quieran instalar son capaces de proporcionar velocidades de carga y descarta de 300 megabits por segundo, ampliables a 1 gigabits por segundo a zonas específicas, cubriendo zonas que no están presentes ni previstas en un futuro próximo de redes de alta velocidad.

 
Comparte esta noticia: