Las obras de mejora estructural y refuerzo de firme de la carretera de acceso a Jábaga desde la A-40 (Ocaña-Cuenca), que van a llevar a cabo la Diputación Provincial de Cuenca, van a obligar a cortar el tráfico de manera permanente durante doce días. Interrupción que se producirá desde las 8 de la mañana del próximo lunes, 10 de diciembre, y que se prolongará hasta las 18 horas del día 21 del presente mes.

El corte total de la circulación de este tramo de la CUV-2174 llevará consigo el establecimiento de un itinerario alternativo, puesto que ésta es la única carretera de acceso al municipio de Jábaga. En concreto, durante los doce días que se prolonguen estas obras se podrá acceder a la localidad por el camino entre Jábaga-Chillarón, que parte del mismo casco urbano de Jábaga y desemboca en la carretera CUV-2123 (Chillarón-Navalón) en las proximidades del casco urbano de Chillarón.
Con esta actuación, tal y como explica el diputado de Fomento, se da respuesta a una demanda de los vecinos de Jábaga ante el avanzado deterioro del firme en algunos puntos de esta carretera, que hacían más que necesaria esta intervención.

La mejora de la carretera de acceso a Jábaga obligará a cortar el tráfico de manera permanente durante doce días

Con un coste cercano a los 100.000 euros, estas obras de mejora estructural y refuerzo de firme de este tramo de 1,4 kilómetros de longitud y una anchura de 5,30 metros se centrarán en la limpieza y perfilado de cunetas, el reciclado del firme con cemente para dotar la carretera de mayor capacidad portante, los riegos de curado e imprimación, la pavimentación con una capa de asfalto de 5 centímetros como capa de rodadura y la renovación de la señalización tanto vertical como horizontal.
Desde la Diputación conquense, se pide disculpas a los usuarios de esta vía por las molestias que puedan ocasionar estos trabajos, si bien se recuerda que se trata de una actuación necesaria a tenor del avanzado estado de deterioro de algunos puntos de este tramo de carretera CUV-2174, donde el firme se ha hundido y está agrietado.