El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, acompañado del teniente de alcalde y concejal de Economía y Hacienda, Alfonso Esteban, ha presentado hoy la liquidación correspondiente al presupuesto municipal de 2016, “coherente con la tendencia de mejora que ha seguido la gestión económica en los últimos diez años”.

La liquidación evidencia, un año más, que la gestión económica del Ayuntamiento de Guadalajara es responsable y equilibrada
Román: “Los datos consolidan la tendencia de mejora que ha seguido la gestión económica municipal en la última década”

La liquidación arroja un remanente de tesorería de 5.422.117,56 euros y de ella se dará cuenta en el próximo pleno municipal, previsto para el 28 de abril.

En ingresos corrientes, se han obtenido 63.343.379,21 euros. Supone un 101,51% de ejecución de los ingresos, “lo que es sinónimo de un elevado rigor presupuestario”, tal y como ha destacado Román. “Hacemos bien las cosas y presupuestamos bien”.

La recaudación líquida es de 55.340.553,22 euros, por lo que la ratio de realización de ingresos es del 87,36%. En este sentido, el alcalde de Guadalajara ha destacado que “las medidas puestas en marcha para mejorar la eficiencia recaudatoria y perseguir el fraude fiscal están dando sus frutos y, de hecho, el ratio objetivo del pasado año es el mejor de los seis últimos”.

En cuanto al presupuesto de gastos por operaciones corrientes, señalar que de un presupuesto de 62.236.684,14 euros se han obtenido obligaciones reconocidas por importe de 57.423.357,49 euros, lo que supone una ejecución del 92,27%. Y la diferencia entre ingresos y gastos por operaciones corrientes es de 4.807.052,46 euros. “Esto significa -afirma Román- que no gastamos más de lo que ingresamos, lo que nos ha permitido cumplir con el periodo medio de pago a proveedores y con el objetivo de estabilidad presupuestaria”.

Los derechos pendientes de cobro ascienden a 27.820,175,98 euros. En 2014 ascendían a 29.436.986 euros y en 2012 a 35.276.595,66 euros. El de 2016 es también el mejor dato de los últimos cinco años.

El alcalde ha señalado que, de los 27.820.175,98 euros pendientes de cobro, el Ayuntamiento de Guadalajara provisionará como de dudoso cobro 19.533.187,05 euros. “No significa que no los vayamos a cobrar, pero un año más nos autoimponemos medidas más rigurosas para garantizar que nuestras cuentas sigan estando saneadas”. Otro dato más: el Ayuntamiento debía a 31 de diciembre 7.664.870,36 euros, cifra muy inferior a la registrada en el anterior ejercicio, unos diez millones).

Los fondos líquidos de tesorería a 31 de diciembre eran de 17.373.789,08 euros y el remanente de tesorería para gastos generales de 9.603.213,82 euros. De ellos, “declaramos no disponibles 4.181.096,26 euros, que es la cantidad pendiente de amortizar del Fondo para Pago a Proveedores, y nos resta un remanente de tesorería disponible de 5.422.117,56 euros”.

Por otro lado, el resultado presupuestario del Patronato Municipal de Deportes ha sido de -125.195,73 euros y el remanente de tesorería de 96.975,55 euros. Y el resultado presupuestario del Patronato Municipal de Cultura ha sido de 16.070,87 euros, ascendiendo el remanente de tesorería de 881.929,19 euros.

Antonio Román ha manifestado también que un año más se ha vuelto a cumplir con el objetivo de estabilidad presupuestaria. “A 31 de diciembre de 2016 se obtuvo un superávit presupuestario del ejercicio de 8.942.102,94 euros, incluido en esta cantidad, el aval para la rehabilitación del Poblado de Villaflores por importe de 3.729.398 euros. Con lo cual, el superávit real es de 5.212.704,94 euros. Y cumplimos con el techo de gasto, dado que el gasto computable real fue de 57.987.133,96 euros, frente a un máximo de 59.173.642,84 euros”.

“Seguimos gestionando con responsabilidad y equilibrio”

Antonio Román ha señalado que el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Guadalajara sigue gestionando con responsabilidad y equilibrio, “con el objetivo de garantizar unos buenos servicios, que la ciudad esté cuidada, ordenada, limpia, equilibrada y sea moderna”. Los datos -afirma- “demuestran un alto rigor presupuestario. Hacemos presupuestos ajustados a la realidad y en ningún caso gastamos más de lo que ingresamos. Además, estamos mejorando la eficacia de cobro a través de todas las medidas que estamos implantando y eso nos permite tener una situación económica saneada”.

Román insta a los grupos parlamentarios a que realicen un ejercicio de responsabilidad y aprueben los Presupuestos Generales del Estado

Antonio Román ha explicado también que para que el Ayuntamiento de Guadalajara pueda “utilizar” el superávit presupuestario que ha obtenido es preciso que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado. Por ello, ha instado a los grupos parlamentarios a que realicen un ejercicio de responsabilidad y los aprueben. Es la misma petición que realizó el Grupo Popular en el último pleno municipal a través de la presentación de la correspondiente moción. La situación -afirma- perjudica a los ayuntamientos, que “somos los que mejor estamos gestionando la administración pública frente a otros estamentos de la Administración General del Estado”.

En el caso de que los Presupuestos Generales del Estado sean aprobados, el superávit obtenido por el Ayuntamiento de Guadalajara podría destinarse a reducir deuda financiera (el nivel de endeudamiento del Ayuntamiento está muy por debajo de lo que marca la Ley) y a inversiones financieramente sostenibles, a ejecutar a lo largo del presente año.