La Librería Alcarreña será reconocida en la próxima edición de la Feria del Libro, prevista para el mes de septiembre
• El primer edil ha agradecido a las propietarias de la Librería Alcarreña “la dedicación durante tantos años a nuestra ciudad, desde 1940, como difusora de la cultura”, después de que el establecimiento cerrase sus puertas la pasada semana.

El alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, ha recibido en su despacho este mañana a Mari y Ascensión Blas de Mingo, las hermanas que desde hace más de sesenta años han regentado la Librería Alcarreña, comercio que la semana pasada pasaba ya a la historia de la ciudad después de 80 años de actividad, iniciada por la familia de las dos libreras.

Durante el encuentro con Mari y Ascen, como cariñosamente se las conoce, el alcalde ha agradecido estas ocho décadas de dedicación al mundo del libro en la capital. “La Librería Alcarreña es memoria viva de la historia de nuestra ciudad; un comercio unido a nuestra cultura, a nuestra sociedad, que ha vivido a caballo entre dos siglos y al que tanto le debemos por ochenta años al servicio de la lectura y de la prensa local”.

En un entrañable encuentro, el primer edil ha aprovechado para anunciarles que la Librería Alcarreña recibirá un merecido homenaje en la celebración de la próxima Feria del Libro de la ciudad, cuya celebración está prevista para el mes de septiembre, un cambio de fechas que ha venido motivado por la crisis del coronavirus.

En esta próxima Feria del Libro se realizará también un homenaje a la figura de Emilio Cobos, otro gran librero y amante de la cultura en la ciudad, que fallecía el pasado mes de febrero después también de toda una vida dedicada a la difusión de las letras.

 
Comparte esta noticia: