La libertad de expresión, a debate entre las jóvenes promesas de los partidos políticos de Cuenca
• El diputado Daniel Pérez Osma, y presidente de Nuevas Generaciones, acudía a un programa de radio en la Facultad de Periodismo en el que se analizaba este derecho fundamental

No hubo reuniones previas de gabinetes, ni acuerdos para controlar los tiempos ni las intervenciones, pero sí muchas ganas de analizar y de aprovechar los micrófonos de una emisora y la oportunidad que les daban de, precisamente, hablar sobre la libertad de expresión. La Facultad de Periodismo de la UCLM acogía esta semana un encuentro entre jóvenes representantes de partidos políticos conquenses como parte de un trabajo de estudiantes de segundo curso. Moderado por Carmen Cacho, acudieron a participar en el programa de radio, el diputado provincial Daniel Pérez Osma, también presidente de Nuevas Generaciones y alcalde de Valera, representando al Partido Popular, Ignacio Casillas, por el Partido Socialista, Eduardo Pérez de Podemos y Alejandro Rubio perteneciente a Ciudadanos.

Todos los jóvenes coincidieron en este debate en que la libertad de expresión es inherente a la democracia y que, cuanto más se consolida este sistema político, más se debe avanzar en este derecho, si bien surgen nuevos retos a los que hacer frente, es decir, los límites que se derivan, como bien señalaba Pérez Osma, “en el entronque de derechos, es decir, en la frontera donde terminan los tuyos y comienzan los de los demás”.

También hubo un consenso generalizado en admitir que la pertenencia a una formación política, en determinadas ocasiones, condiciona lo que sus integrantes puedan pensar y, en consecuencia, expresar públicamente. En concreto el representante de Podemos, Eduardo Pérez, introducía en el debate esta reflexión y el resto de jóvenes secundaba su punto de vista, “la conocida como disciplina de partido también es importante y a respetar por quienes los integramos, sin que eso evite que, a nivel particular o en debates internos, tengamos la oportunidad de expresar lo que consideremos sobre determinados temas”, opinaba el representante del Partido Popular.

El controvertido, a veces, uso de las redes sociales también se colaba en este intercambio de ideas, así como las consecuencias que pueden derivarse de ejercer esa libertad de expresión en determinados ámbitos como el laboral, por ejemplo, en el que no siempre las aportaciones y puntos de vista en determinados estratos son bien recibidos y acaban teniendo consecuencias, normalmente contra el más débil y no precisamente positivas.

Fueron alrededor de 30 minutos en los que los cuatro jóvenes, dirigidos por Carmen Cacho, a quien, por cierto, se lo pusieron fácil ya que el tono del debate fue sumamente cordial, disertaron sobre esta cuestión, en un espacio, la Facultad de Periodismo, idóneo como plataforma y toma de contacto de estos jóvenes políticos en cuestiones relacionadas con los medios, en este caso el radiofónico, y para  que los futuros profesionales de la comunicación conozcan y se familiaricen con los integrantes de estas formaciones.