Vídeo

 

La Laguna de Uña se ahoga con las aguas que proceden del Rincón, poco más arriba de la piscifactoría en donde, no siempre, se forma una pequeña balsa que identificamos como nacimiento del Arroyo del Rincón al pie de un farallón rocoso, calizo, al que van a morir los barrancos del Socarrao, Barbarija y Escalerón.

Ahora, en otoño, la Laguna viste sus mejores galas cuando calienta el sol a cormoranes, garzas,  todo tipo de patos, cañizo y sargazos que se la van comiendo poco a poco. Cuando calienta el sol porque, antes, es una gran bruma que se disipa en valses azules y amarillos.