La Junta subvenciona hasta el 75% de las obras de accesibilidad a las comunidades de propietarios
 Godoy ha visitado a la mesa informativa que COCEMFE y CLM Inclusiva han instalado en la calle Carretería para dar a conocer a la ciudadanía la campaña #Arrestópolis, que persigue concienciar a la población sobre la falta de accesibilidad de los edificios de viviendas.

El delegado de la Junta, Ángel Tomás Godoy, ha animado a todas las comunidades de vecinos de la provincia de Cuenca en las que vivan personas con discapacidad a que se adhieran a la convocatoria de las ayudas a las rehabilitación edificatoria para inmuebles de tipología colectiva publicada por el Gobierno regional.

Godoy ha hecho estas declaraciones hoy durante una visita a la mesa informativa que COCEMFE y CLM Inclusiva han instalado en la calle Carretería, en el centro de la capital conquense, para dar a conocer a la ciudadanía la campaña #Arrestópolis, que persigue concienciar a la población sobre la falta de accesibilidad de los edificios de viviendas y reivindicar el derecho de las personas con discapacidad a una vida independiente.

El delegado de la Junta ha explicado que la convocatoria, abierta hasta el 31 de diciembre, está dotada con 10,3 millones de euros y va dirigida a las comunidades de propietarios para que puedan llevar a cabo obras de accesibilidad, como la instalación de ascensores, rampas, barandillas, etc.; la eficiencia energética y la conservación en zonas comunes en general.

La cuantía de estas ayudas puede llegar al 75 por ciento de la inversión realizada. Además, la orden contempla ayudas adicionales para propietarios mayores de 65 años, personas con discapacidad, personas con ingresos inferiores al IPREM y, como novedad este año, para menores de 35 años residentes en pueblos de menos de 5.000 habitantes.

“En definitiva, el Gobierno regional brinda la oportunidad a todas las comunidades de vecinos a hacer de sus inmuebles espacios accesibles para todos, no sólo para las personas discapacitadas, también para aquellos que tienen problemas de movilidad, porque ninguna persona debería dejar de llevar una vida autónoma por las barreras arquitectónicas”, ha concluido el delegado.