El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Consejería de Desarrollo Sostenible, da un paso más y ha sacado a información pública este miércoles 23 de septiembre en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) la Estrategia de Economía Circular de Castilla-La Mancha 2030, que durante 20 días hábiles está a disposición de todos los que deseen realizar alegaciones, aportaciones y comentarios a la misma “para seguir enriqueciéndola”.

La Junta saca a información pública la Estrategia de Economía Circular para que la participación sea la más amplia apostando por la sostenibilidad de la región
El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha señalado que esta Estrategia es un encargo específico y comprometido a un año vista desde la Ley de Economía Circular, aprobada en noviembre de forma pionera en la región, en la cual se viene trabajando en colaboración con todos los agentes implicados, “por lo que estamos muy satisfechos de cómo está avanzando en contenidos y plazos”.

Así lo ha explicado el consejero José Luis Escudero, recordando que “esta estrategia es un encargo que deriva de la Ley de Economía Circular, pionera en nuestro país y que aprobamos en noviembre, para promover a nivel económico y social la transición a un modelo de economía circular que contribuirá de forma positiva en el medio ambiente, en la economía y en la salud, y en la que estamos todos llamados a ser parte: administraciones, empresas y sociedad en general”.

Esa normativa tenía un encargo específico y comprometido a un año vista, la elaboración de la Estrategia de Economía Circular en Castilla-La Mancha 2030, en la cual se viene trabajando a lo largo de este año desde la Dirección General de Economía Circular en colaboración con todos los agentes implicados del territorio, “y de que estamos muy satisfechos de cómo está avanzando en contenidos y plazos”, ha recalcado el responsable de la Consejería. “Fuimos los primeros en aprobar la Ley a nivel nacional y lo seremos con nuestra propia Estrategia”, ha incidido.

La estrategia recoge medidas de actuación enmarcadas en los seis ejes que han sido definidos: desde la gobernanza hasta la gestión de los residuos, pasando por la educación y el consumo abarcando así las fases del ciclo de vida de un bien, producto o servicio, la gestión de los recursos necesarios para su producción y distribución; el agua y el uso del suelo; la producción, distribución y consumo en el mercado de materias primas secundarias; y los aspectos de innovación e inversión.

Entre sus objetivos con horizonte 2030 se marca la reducción de la generación de residuos domésticos e industriales en un 15% en relación a los generados en 2010; el incremento de la reutilización hasta llegar al 10% de los residuos municipales; la bajada en un 50% respecto a 2020 de la generación residuos de alimentos en toda la cadena alimentaria (hogar, consumo minorista y cadenas de producción y suministro); el incremento en un 10% de la reutilización de agua respecto al año 2020; o aumentar el uso energías renovables se sectores como el agroalimentario, industrial y del turismo.

Además, para que sea perfectamente reconocible la futura estrategia, irá acompañada de una imagen “que queremos que represente el paso adelante de toda una región, de todas nuestras instituciones, empresas y ciudadanos. Un paso adelante valiente y comprometido para conseguir esa región en la que queremos vivir, con un Gobierno como éste que apuesta por la sostenibilidad y, por ende, por la economía circular”, ha concluido José Luis Escudero.

 
Comparte esta noticia: