El Gobierno de Castilla-La Mancha va a reforzar con seis nuevas profesionales los centros de la mujer de la provincia de Cuenca cuyo ámbito de cobertura alcanza a una población inferior o igual a 10.000 habitantes, es decir los centros de Priego, Landete, Motilla del Palancar, Huete, Iniesta y Las Valeras.

La Junta refuerza con seis nuevas profesionales los centros de la mujer de Priego, Landete, Motilla del Palancar, Huete, Iniesta y Las Valeras
 Los centros de la mujer de la provincia de Cuenca pondrán en marcha cerca de 80 actividades para conmemorar el Día Internacional de la Violencia de Género e incidir en la sensibilización.

Así lo ha indicado la directora provincial del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha en Cuenca, Gracia Canales, que hoy ha presentado el programa de más de 80 actividades que van a desarrollar los doce centros de la mujer de la provincia de Cuenca para conmemorar el Día Internacional Contra la Violencia de Género y el vídeo que ha realizado la UB Conquense, en colaboración con el Instituto de la Mujer, para sensibilizar a la sociedad.

Canales ha explicado que este refuerzo de personal ha sido posible porque el Gobierno regional ha aumentado la partida que destina a los centros de la mujer en un 25%, pasando de 7,1 millones de euros en 2015 a 9,3 en 2018.

“Esto también va a permitir aumentar el número de horas a las profesionales de 32 a 35, con la consiguiente mejora de las retribuciones; incorporar la figura del coordinador/a y subvencionar a los centros para que realicen proyectos de intervención comunitaria destinados a la sensibilización y concienciación sobre la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres”, ha indicado.

La directora provincial se ha referido a las mejoras que se han llevado a cabo en otros recursos orientados a la atención de las víctimas de violencia de género, como el recurso de acogida existente en la provincia de Cuenca, cuyo presupuesto se incrementa en un 15%; y la línea de atención telefónica 016, que a partir de este año atiende también a las víctimas de agresiones sexuales.

Por lo que se refiere a las líneas de actuación para la prevención, concienciación y sensibilización, Canales ha destacado la implantación de la asignatura piloto “Educación para la igualdad, la tolerancia y la diversidad” en treinta centros educativos de la región, cuatro de ellos en Cuenca; y la realización de más de 120 intervenciones  en centros educativos con las profesionales de los centros de la mujer dentro del programa “Creciendo en igualdad”. Asimismo, ha valorado la recuperación de las ayudas a las asociaciones de mujeres para la organización de actividades que promuevan la igualdad, ayudas a la investigación, a la reducción de la brecha de género en el ámbito laboral, a la realización de planes de igualdad en las empresas, etc.

No obstante, Canales ha destacado como “hito” de la legislatura la aprobación, el pasado mes de octubre, de la Ley por una sociedad libre de violencia de género en Castilla-La Mancha, “una ley pionera que ha permitido recoger todas las formas de la violencia de género que se ejerce contra las mujeres; violencia sexual, trata o explotación sexual, acoso sexual y por razón de sexo, mutilación genital femenina, matrimonio concertado a edad temprana, etc.; consolidar la red regional de centros de la mujer y recursos de acogida, e incidir en la importancia de la educación afectivo-sexual y en la  prevención de la violencia de género desde el ámbito de la educación”.

La directora provincial de Mujer ha afirmado que, según datos del Consejo General del Poder Judicial, en el primer semestre de 2018 en Cuenca se interpusieron 175 denuncias. Además,  la red de centros de la mujer en la provincia de Cuenca ha atendido a 2.623 mujeres, alrededor del 20% por violencia de género.

Unos datos que, para Canales, “indican que el alcance la violencia de género es terrible y es una obligación de los poderes públicos actuar contra esta lacra, como está haciendo el Gobierno de Castilla-La Mancha desde el inicio de la legislatura”.