El Gobierno de Castilla-La Mancha pone a disposición de las diputaciones provinciales y los ayuntamientos un total de 9,5 millones de euros procedentes del Fondo Europeo de Desarrollo Rural (FEDER) para prácticamente duplicar los Puntos de Inclusión Digital en la región a lo largo de esta legislatura, al objeto de reducir la brecha digital y luchar contra el despoblamiento.

La Junta pone a disposición de diputaciones y ayuntamientos 9,5 millones para duplicar los Puntos de Inclusión Digital
El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha resaltado que el objetivo es superar los 800 Puntos de Inclusión Digital al finalizar la legislatura.

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha informado de esta línea de colaboración financiera con diputaciones y ayuntamientos durante la visita que ha realizado hoy a un Punto de Inclusión Digital de Ciudad Real, desde donde se ha realizado una conexión con otro de estos puntos, en concreto, con el de Alcoba de los Montes (Ciudad Real).

Durante esta visita, en la que ha estado acompañado por el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero Serrano, y la alcaldesa de la localidad, Pilar Zamora Bastante, Ruiz Molina ha señalado que gracias a este proyecto de impulso y extensión de los denominados Puntos de Inclusión Digital se pretende que, al final de la legislatura, haya en la región una cifra que supere los 800, lo que supondría duplicarlos respecto a los existentes en 2018.

El objetivo, ha resaltado Ruiz Molina, es expandir estos centros a todo el territorio regional, “en especial a aquellos municipios que se encuentran dentro de la estrategia para el desarrollo de zonas con despoblamiento y declive socioeconómico”.

Ruiz Molina ha considerado este dato especialmente relevante en la medida en que para el Gobierno regional el proceso de expansión de la red de Puntos de Inclusión Digital tiene entre sus principales objetivos fijar población en las zonas despobladas, al mismo tiempo que se reduce la brecha digital.

Para este último fin son claves las actividades formativas que se desarrollan en los Puntos de Inclusión Digital, que en el año 2019 ascendieron a más de 280 talleres presenciales, a los que asistieron unas 2.900 personas.

El reto, tal como ha explicado Ruiz Molina, es duplicar también las actividades formativas que tienen lugar en estos Puntos de Inclusión Digital, dado que la capacitación digital de la población es un objetivo irrenunciable para el Gobierno de Emiliano García-Page.

El titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha destacado que el Ejecutivo de Castilla-La Mancha se siente orgulloso de este proyecto de expansión de los Puntos de Inclusión Digital, ya que contribuye a reducir la brecha digital en la región, acerca la administración a las zonas rurales, ayuda a luchar contra la despoblación y garantizar la igualdad de oportunidades de los ciudadanos con independencia de que vivan en un gran o en un pequeño municipio.

En definitiva, ha añadido al respecto, es un proyecto que “fomenta un modelo de desarrollo sostenible baso en las tecnologías de la información”.

Los Puntos de Inclusión Digital serán espacios de capacitación e impulso digital para la ciudadanía

En cuanto a las características de los Puntos de Inclusión Digital, que tienen su origen en los anteriores centros de internet, Ruiz Molina ha explicado que son espacios en los que se fomenta el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en las relaciones entre la Junta y la ciudadanía y desde los que, de forma progresiva, se ofrece cada vez un mayor número de servicios que se pueden llevar a cabo de manera telemática con la Administración regional.

Además, para cumplir con ese objetivo de reducir la brecha digital los Puntos de Inclusión Digital se constituyen también como espacios de capacitación e impulso digital para la ciudadanía.

Finalmente, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha señalado que un aspecto fundamental que caracteriza a los Puntos de Inclusión Digital es la inclusión de las personas con mayores necesidades de adaptación y accesibilidad a las tecnologías de la información y las comunicaciones, garantizando la igualdad de oportunidades.