El Gobierno de Castilla-La Mancha no contempla «en este momento» indemnizaciones para los ganaderos cuyo ganado ha sido atacado por los buitres, aunque si hay ayudas para los ataques de lobos, que según ha avanzado el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, saldrán la próxima semana.

En una visita a Guadalajara, a preguntas de los periodistas, el titular de Agricultura ha explicado que en el caso de los ataques de buitres no se contemplan indemnizaciones, sino medidas como la de dejar los animales muertos en el campo «porque se trata de una especie distinta que se alimenta de animales muertos».

Piensa que además habría que ser capaces de acreditar que se han producido estos ataques y que se necesitan imágenes «y no es fácil», ha señalado el consejero.El Gobierno regional celebra el ‘Día de la Tierra’ con el reto de vincular el mundo urbano y la sostenibilidad ambiental en Castilla-La Mancha

En cambio, con respecto a los lobos, ha dicho que si hay indemnizaciones para los ganaderos pero ha expuesto que las van a actualizar porque cree que hay que resolver el problema para pagarles lo antes posible, y ha anunciado que «en breve» se sacará la convocatoria de ayudas.

En todo caso, el titular ha precisado que si esta solución para el caso de los ataques de buitres al ganado «no resulta, habrá que buscar otras soluciones».

También ha precisado que, en pocos meses se han dado pasos que no se habían dado antes, y que a partir de ahora se están autorizando todas las peticiones para dejar el ganado muerto en el campo, algo que se ha empezado a hacer porque se ha cambiado la norma para ello.

Hasta hace poco, estos animales había que llevarlos a los muladares autorizados, pero el titular de Agricultura ha explicado que las explotaciones que tengan interés en que esto sea así tienen que pedir permiso a la Administración, «que se lo va a conceder».

Para el consejero, el paso que se ha dado es «muy relevante» pues supone que ya hay alimento para los buitres en el campo, una situación que se da en las provincias de Guadalajara y de Cuenca.

En este sentido ha manifestado la necesidad de hacer compatible la actividad económica de los ganaderos con la preservación del medio ambiente y de las especies y cree que es «perfectamente compatible», aunque considera importante sentarse y buscar soluciones, y así se lo han traslado a los agricultores de Guadalajara, porque «sin las dos cosas perdemos mucho», ha precisado.

En todo caso, ha insistido en que si no se resuelven los problemas, están abiertos a plantear otro tipo de soluciones, aunque piensa que lo que han puesto sobre la mesa va a resultar, insistiendo en la diferencia entre unos y otros ataques al ganado, con referencia a los buitres y los lobos.

 
Comparte esta noticia: