La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ha empezado a trabajar para llevar a cabo una delimitación más precisa y unificada de los límites de la provincia de Cuenca.

Este proyecto se llevará a cabo gracias a un convenio de colaboración suscrito por la Junta y el Instituto Geográfico Nacional para dotar de coordenadas geográficas cada una de las líneas límites jurisdiccionales de los términos municipales de la provincia de Cuenca, que posteriormente recibirán refrendo jurídico al inscribirlas en el Registro Central de Cartografía.

 

El director general de Planificación Territorial y Sostenibilidad de la Consejería de Fomento, Javier Barrado, ha mantenido hoy un encuentro con una treintena de municipios de Cuenca afectados por esta revisión para explicarles el procedimiento, que en ningún caso supondrá la alteración de los límites provinciales desde el punto de vista jurídico, sino que se trata de dotarlos de precisión geométrica.

La necesidad de revisar estas líneas limítrofes tiene que ver con la precisión limitada que tienen los límites municipales oficiales del Registro Central de Cartografía debido a los métodos e instrumentos topográficos que se emplearon para su levantamiento a finales del siglo XIX. Además, la actualización de estas referencias es una exigencia de la Unión Europea.

El resultado de estos trabajos será expuesto a las Comisiones Municipales de Deslinde constituidas por los ayuntamientos implicados, al objeto de subsanar posibles errores y proceder a la firma de las actas conjuntas de conformidad que, tras su aprobación Plenaria, permitirán la actualización de la inscripción geométrica en el Registro Central de Cartografía del Instituto Geográfico Nacional.