La Junta extenderá la fibra óptica a otras 120 localidades y 44 polígonos más de aquí a final de legislatura
Hasta el momento se ha pasado de cinco localidades con este servicio en 2015 a 183 a día de hoy, y en polígonos industriales, de cuatro en 2014 a 104 en la actualidad. A mediados del pasado mes de diciembre se convocaron ayudas para el despliegue de fibra óptica en municipios de menos de 200 habitantes.

Castilla-La Mancha ha experimentado un “salto exponencial” en el despliegue de fibra óptica (FTTH) en lo que va de legislatura gracias al Gobierno del presidente Emiliano García-Page, ya que se ha pasado de cinco localidades en 2015 –las capitales de provincia, que representaban un 20% de la población regional- a las 183 localidades a día de hoy, lo que supone un 71,47 % de la población.

Así lo ha destacado el portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, en la rueda de prensa para informar de los acuerdos del Consejo de Gobierno que ha analizado las actividades llevadas a cabo por la Consejería de Fomento en materia de telecomunicaciones dentro de la estrategia diseñada para alcanzar la igualdad de oportunidades y de modernización de todo el territorio castellano-manchego.

Hernando ha anunciado que “de aquí a finales de legislatura, desde el Ejecutivo regional tenemos previsto sumar unas 120 localidades más” y ha resaltado que, pensando en el desarrollo económico, “hemos apostado por un crecimiento importante de fibra óptica en los polígonos industriales”. En este sentido, ha detallado que se ha pasado de cuatro polígonos en el año 2014 a los 104 que ya tienen este despliegue de cobertura, cifra que se incrementará en otros 44 polígonos más.

El portavoz regional ha recordado también que, para ahondar en toda esta estrategia de modernización, a mediados de diciembre también se abrió el plazo de la convocatoria de ayudas al despliegue de redes de nueva generación por valor de 2,5 millones de euros para redes de más de 100 megas, “buscando acercar a los operadores a aquellas poblaciones de menos de 200 habitantes donde todavía no ha llegado ninguna tecnología”.

Se estima llegar a unas 180 localidades de ese tamaño, por lo que ha manifestado que “queremos que estos lugares tengan conexión ultrarrápida para redes como fibra óptica o WIMAX, acercando nuestro medio rural a la dimensión digital”.

“Si llevamos como bandera la igualdad de oportunidades, no queremos bajo ningún concepto que nadie se quede atrás”, ha apuntado Hernando, que ha indicado que “estamos favoreciendo a las zonas ITI con subvenciones de fondos FEDER de hasta un 90 por ciento para que los operadores lleven banda ancha a localidades que tienen de media menos de diez habitantes”.