La Junta espera una reacción seria por parte del Gobierno de España ante Turquía por requisar los 150 respiradores adquiridos por tres millones de euros
Después de dos semanas intento desbloquear la situación, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha buscado alternativas y ha adquirido 49 respiradores más para que la asistencia sanitaria esté asegurada.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha lamentado que Turquía haya decidido unilateralmente requisar los 150 respiradores que había adquirido para enfrentarse a la expansión del coronavirus en la región.

El avión procedente de China realizó escala en el aeropuerto de Ankara y estaba retenido desde hacía días por un problema burocrático de aduanas.

El material, que se había adquirido en China para hacer frente al avance del coronavirus, constaba de 150 modernos respiradores y en las últimas horas se estaba negociando para que se pudieran transportar el material tecnológico como valija diplomática.

La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, ha sido la encargada de trasladar la noticia al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha trasladado que espera una queja diplomática por parte del Gobierno de España ante unos hechos del gobierno turco que rozan lo delictivo.

En estos días y mientras el avión se mantenía retenido por las autoridades turcas, el Gobierno de Castilla-La Mancha aceleró otras vías que mantenía abiertas y ha conseguido y distribuido entre los diferentes hospitales de la red pública 49 respiradores que aseguran la correcta asistencia sanitaria de los pacientes críticos que necesiten respirador.

 
Comparte esta noticia: