El Gobierno de Castilla-La Mancha ha elaborado una guía de seguridad y prevención frente al COVID-19 en la red de residencias universitarias de la Junta de Comunidades. Así lo ha anunciado hoy el director general de Universidades de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, Ricardo Cuevas, durante una visita que ha realizado a la residencia ‘José Prat’ de Albacete.

La Junta elabora una guía de seguridad y prevención frente al COVID-19 en la red de residencias universitarias de la Junta de Comunidades
Cuevas ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad tanto a los residentes como a sus familias y ha resaltado que “venimos trabajando desde el final del curso pasado para tener todo preparado en estas residencias”. Y ha añadido que el grado de ocupación de las mismas va a ser incluso superior al pasado año.

Cuevas ha explicado que esta guía contempla desde aspectos generales a aspectos muy específicos con el objetivo de hacer de estas instalaciones lugares seguros contra el virus.

Así, se han establecido medidas para guardar la distancia de seguridad, el uso obligatorio de las mascarillas, disposición de geles hidroalcohólicos, termómetros para tomar la temperatura, así como otras medidas de higiene y ventilación periódica. Las habitaciones serán limpiadas y desinfectadas diariamente y los cuartos de baños y zonas de uso común, se realizará al menos una vez al día una limpieza y desinfección de las mismas.

Además, se han establecido normas de aforo y uso de las zonas comunes (comedores, ascensores, biblioteca, gimnasio…) conforme a la normativa vigente. No se podrá acceder a las habitaciones de otros residentes y se restringe el paso a personas de fuera de la residencia. Al mismo tiempo se limitará al máximo posible el empleo de documentos en papel y su circulación. También se han suprimido el préstamo por parte de la residencia de juegos de mesa de uso común tales como cartas, ajedrez, damas, etcétera.

Por otra parte, se ha aprobado un protocolo de gestión de casos y en cada edificio se han reservado habitaciones o salas vacías para ser usadas en caso de aislamiento de algún residente o trabajador que inicie síntomas COVID-19.

Mensaje de tranquilidad

El servicio de comedor será asistido para que los residentes no toquen en ningún momento las fuentes con comida. Su aforo se limitará para mantener en todo momento mantener la distancia interpersonal de seguridad de 1,5 metros, y se establecerán turnos de comidas para los residentes, desinfectando los lugares ocupados en cada turno.

El director general de Universidades ha querido mandar un mensaje de tranquilidad tanto a los residentes como a sus familias y ha señalado que “venimos trabajando desde el final del curso pasado para tener todo preparado en estas residencias”.

Cuevas ha recalcado, por último, que ya están llegando los primeros alumnos y alumnas y el grado de ocupación es bastante alto. “En general hay más ocupación que en años anteriores e incluso alguna de las residencias ya tiene totalmente cubiertas sus plazas”, ha concluido.

 
Comparte esta noticia: