“El Gobierno de Castilla-La Mancha hará todo lo posible por hacer llegar la mejor tecnología sanitaria y las técnicas diagnósticas más modernas a todos los castellanomanchegos”. Así lo ha afirmado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, en las Cortes Regionales, durante un debate propuesto por el Partido Popular sobre la renovación de tres equipos de Resonancias Magnéticas en los hospitales de la Comunidad.

el-consejero-de-sanidad-interviene-en-el-pleno-de-las-cortesFernández Sanz explicó que la equidad es uno de los valores que articulan el Plan de Renovación de Alta Tecnología Sanitaria del SESCAM, que incluye renovar los equipos de Resonancia Magnética.

Con este Plan se pretende superar la creciente situación de obsolescencia en equipos que dejaron los cuatro años de dejadez y falta de inversión del anterior gobierno, apuntalando el principio de equidad, racionalizando la adquisición, formando parte de un plan de adecuación y renovación tecnológica que se desarrollará entre 2016 y 2021.

“El PP se limita a proponer la renovación de las resonancias de Albacete, Ciudad Real y Guadalajara, cuando lo que propone, e implementa este Gobierno regional, es ampliar esas resonancias también a los centros de Toledo, Alcázar de San Juan, Talavera de la Reina y Cuenca. En un año siete resonancias, cubriendo la totalidad de nuestro territorio y facilitando un mejor acceso a las mismas de todos los castellano manchegos” ha concluido el consejero de Sanidad.

Jiménez Prieto asegura que “todo es mentira en el Gobierno de Page”

Sin embargo, el diputado regional del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Juan José Jiménez Prieto, ha asegurado que “todo es mentira en el Gobierno de Page, son mentira las listas de espera, son falsos sus compromisos y no hace nada que ponga de manifiesto una verdadera preocupación por el sistema sanitario público, por los pacientes o por los ciudadanos en general”.

Así lo ha asegurado en el Pleno de las Cortes regionales, durante el debate sobre una Proposición no de Ley presentada por el Grupo Parlamentario Popular para solicitar al Gobierno de Castilla-La Mancha la adquisición de tres equipos nuevos de resonancias magnéticas para instalarlos en los hospitales de Albacete, Guadalajara y Ciudad Real.

Según ha manifestado, con la adquisición de estos equipos, se mejorarían las prestaciones del sistema sanitario público, se disminuirían las listas de espera de pruebas diagnósticas, se mejoraría la calidad de la atención a los pacientes y se evitarían las derivaciones para estas pruebas a la sanidad privada que cuestan al sistema sanitario 2,5 millones de euros al año.

Considera el diputado popular que con lo que se ahorraría de lo que se gasta en derivaciones en dos años se podrían poner al día todos los equipos de resonancias magnéticas que están ya obsoletos.

El Grupo Parlamentario Popular propuso la adquisición de estos equipos en el debate de los actuales Presupuestos pero la propuesta fue rechazada por el PSOE y por sus socios de Podemos.

“No entendemos que Page prometa mejorar el sistema sanitario público, rebajar las listas de espera y disminuir las derivaciones a la sanidad privada y cuando tiene que demostrarlo con hechos haga justo lo contrario”, ha indicado.

Además, tampoco entiende esta actitud por parte de Podemos “que con una mano firma convenios para exigir a Page la reducción de las derivaciones a la sanidad privada y levanta la otra para no apoyar las propuestas del PP que proponen medidas que lo harían posible”.

La propuesta que presenta el Grupo Parlamentario Popular “es de sentido común” y considera que “no es ético que pudiéndose evitar los envíos de pacientes a la sanidad privada no se haga”.

Está convencido Juan José Jiménez Prieto que esta gestión ineficiente de los recursos públicos “lleva irremediablemente a prestar servicios de peor calidad a mayor coste. Así no se mejora el sistema público ni se hace buena política”.

El diputado regional espera que, esta vez, Page, el PSOE y Podemos recapaciten y que, por responsabilidad con los ciudadanos, voten razonablemente y den un sí a la propuesta del Grupo Parlamentario Popular. “De lo contrario, demostrarán que les importan más las cuestiones personales y de interés político que los ciudadanos y los pacientes”.