En estos días, está quedando palpable el nerviosismo e inquietud de los dirigentes de Partido Socialista, plasmado en declaraciones en prensa subidas de tono, que rozan el esperpento.

La impotencia de Sahuquillo
Daniel Pérez Osma

Y es que he leído a un Sahuquillo que apelaba al voto moderado, a ese votante que se aleja de las confrontaciones y emite su sufragio con sensatez. Acto seguido, ese mismo día, el mismo Sahuquillo realizaba unas declaraciones paralelas vilipendiando al que ha sido presidente de la Diputación durante ocho años, Benjamín Prieto, mintiendo y lanzando unas acusaciones muy graves, entre otras perlas, que usaba el coche oficial para fines particulares. De esto se infiere una acusación del PSOE sobre la comisión de un delito y, lo más grave, es que en estas mismas declaraciones el socialista concluye diciendo que a pesar de que lo sabe no va a denunciar.

Pues bien, como ha dicho el propio Benjamín Prieto en declaraciones, les animo a que denuncien, de lo contrario les animo a no injuriar y a no verter calumnias contra nadie, y menos de esta índole. ¿O es que no saben que, de ser cierto esto, estarían incurriendo en un delito si no lo denuncian?

Y es que los socialistas no pueden acusar a Benjamín Prieto de un uso indebido del coche oficial, cuando ha sido el Presidente que menos lo ha utilizado, y de esto puedo dar fe como diputado suyo que fui. Pero no solo puedo dar fe yo, también toda la provincia.

¿Quieren que hablemos de datos? Aparte de esos 400.000 kilómetros que Benjamín Prieto le ha cargado a su coche personal, utilizado también para asistir a actos institucionales, ¿saben a cuánto asciende el gasto con tarjeta de crédito del anterior presidente? A cero euros. Sí, Benjamín Prieto se comprometió a no usar una tarjeta para gastos, al contrario que hizo su predecesor Juan Ávila, quien disponía de una Visa Oro con la que gastó alrededor de 48.000 euros de los contribuyentes en comidas y demás gastos. Pues en los 8 años de Benjamín no ha existido esa tarjeta de crédito. También se prescindió de privilegios tales como el palco en la plaza de toros, que supone un montante de otros 40.000€ por legislatura aproximadamente. A esto hay que añadirle las horas extra de los chóferes que se ahorró la institución provincial durante estas dos legislaturas.

Ocho años después, volvemos a las andadas. La Diputación ya tiene tarjeta de crédito para el presidente, las horas extra de conductores se han disparado, el uso del coche oficial multiplicado y, como no podía ser de otro modo, ya hay palco en la plaza de toros de Cuenca pagado por todos los contribuyentes.

La última vez que un presidente empezó despilfarrando el dinero de este modo, la Diputación acabó con una deuda cercana a los 70 millones de euros.  Esto hay que añadir los 110 millones pagados en carreteras a una UTE contratada por los socialistas y 20 millones de euros de ingresos indebidos del Estado que se tuvieron que devolver. ¡Curiosa forma de gobernar! Y el responsable de esta deuda fue Juan Ávila, del Partido Socialista, ¡Qué casualidad!

Ahora nos encontramos en una campaña electoral en las que el PSOE tiene todas las de perder. No ganaron las anteriores elecciones en la provincia por méritos, sino por la división del voto que existió. Ahora nuestra candidata es joven, preparada y fresca en política, al contrario que los candidatos del Partido Socialista, que llevan toda una vida en esto. Como el propio Sahuquillo, que acumula más de 30 años en cargos públicos.

Así, ante tal nerviosismo, salen en prensa insultando, hasta el punto de usar apelativos como el de “cadáver político”. Permítanme dudar de tal expresión, y más de que el propio PSOE se lo crea, puesto que a un cadáver político no se le suele tener tanto miedo.

Pero en parte les entiendo. Entiendo que tengan que recortarle en fotografías para que no aparezca, como recientemente en la Diputación, hacerle el vacío en procesiones o intentar mentir en temas de austeridad, puesto que cuando Benjamín Prieto va a un acto, supera en empatía y humanidad a cualquiera que le acompañe. Pregúntense el motivo.

Un consejo para los socialistas en general. Céntrense en gobernar, que les recuerdo que en la Diputación los que están en el gobierno son ustedes, y dejen de hacer oposición a la oposición. Dejen al señor Chana que se defienda, que el Presidente de la Diputación es él, no ustedes. ¡Cualquiera lo diría! Teniendo en cuenta que son Carmen Torralba y Luis Carlos Sahuquillo los que salen replicando a cualquier nota referente a la Diputación. Pero bueno, si tenemos en cuenta que se pasan el día entero en esta institución, decidiendo sus designios… todo me cuadraría.

Nosotros seguiremos aquí, no se preocupe que no recurriremos al insulto. Tenderemos la mano para conseguir que se abra la residencia de Beteta de una vez por todas. Pelearemos porque los pueblos sigan recibiendo sus inversiones en caminos, carreteras y patrimonio. Batallaremos por mantener vivas nuestras tradiciones. En definitiva, continuaremos velando por el futuro de nuestra provincia que es para lo que nos han elegido los conquenses.

Artículo de opinión de Daniel Pérez Osma, diputado provincial de Cuenca.