La Guardia Civil de Cuenca, dentro del marco de la Operación “Manarro”, ha investigado a cuatro personas por un delito contra la salud pública y otro relativo a la propiedad industrial, por la comercialización de un producto lácteo omitiendo los requisitos higiénico-sanitarios legalmente establecidos.

Durante el desarrollo de otra Operación desarrollada a nivel nacional y orientada a la lucha contra la falsificación, adulteración, venta, etiquetado, comercio o distribución ilegal de productos alimenticios y el fraude económico, denominada operación “OPSON”, la Guardia Civil de Cuenca e Inspectores de la Dirección Provincial de la Consejería de Salud Pública y

La Guardia Civil investiga a cuatro personas por comercializar mantequilla en Casasimarro sin los requisitos higiénico-sanitarios establecidos
• Los investigados elaboraban y comercializaban un producto cuyas características organolépticas coincidirían con las de la mantequilla, en locales no adecuados y con envases carentes de etiquetado.

Consumo de la capital conquense, detectaron en un establecimiento de la localidad de Casasimarro, la presencia de 22 tarrinas que contenían un producto que presentaba una consistencia pastosa y color blanco y que según el responsable del establecimiento se correspondería con mantequilla.

La Guardia Civil pudo comprobar como dichas tarrinas carecían del preceptivo etiquetado, del documento de acompañamiento comercial o de cualquier otra información que pudiera establecer el origen de los ingredientes y su posterior elaboración, y sobre todo, de la naturaleza de la materia prima.

Ante el riesgo grave que para las personas podría conllevar consumir este tipo de producto, se inmoviliza cautelarmente de la totalidad de los envases.

Posteriormente, y mediante Resolución de fecha 15 de Marzo de 2.019, del Servicio de Salud Pública y Consumo de la  dirección Provincial de Sanidad de Cuenca, se informó favorablemente la ratificación de la medida cautelar adoptada al considerar que existía un riesgo inminente, grave y extraordinario para la salud de los consumidores, al tratarse de un producto inseguro al no disponer de información sobre su origen, producción, transformación y/o distribución. Así como por desconocer las condiciones normales de uso del alimento por los consumidores, concretamente, por no disponer de información el consumidor, incluida la que debiera figurar en la etiqueta, u otros datos a los que el consumidor tiene por lo general acceso, sobre la prevención de determinados efectos perjudiciales para la salud, que se derivan de un determinado alimento o categoría de alimentos.

El material probatorio obtenido por la Guardia Civil durante más de dos meses de investigación, evidenció que estas personas habrían elaborado en locales no adecuados, un producto lácteo termizado (no pasteurizado) para posteriormente, introducirlo en la cadena alimentaria en envases carentes de etiquetado, no herméticos y sin la preceptiva documentación de acompañamiento comercial.

Por tales hechos, el SEPRONA de la Guardia Civil de la provincia de Cuenca, dentro de la denominada Operación “MANARRO”, ha investigado a 4 personas de las localidades de Casasimarro (Cuenca), El Palmar (Murcia), Las Conesas-Lobosillo (Murcia) y Alcantarilla (Murcia), por considerar que estarían involucrados en la comisión de un delito contra la salud pública y otro relativo a la propiedad industrial.

La Operación ha sido llevada a cabo por la Sección del SEPRONA de la Guardia Civil de Cuenca y por la Patrulla del SEPRONA de la Guardia Civil de San Clemente y ha contado con la colaboración de la Sección de Control e Higiene Alimentaria  del Servicio de Salud Pública y Consumo de la Dirección Provincial de la Consejería de Sanidad en Cuenca.

Las diligencias instruidas, fueron puestas a disposición de Juzgado de Instrucción Dos de Motilla del Palancar (Cuenca).