Andrés García Roco, presidente de la Federación Regional de Empresarios de Peluquería y Centros de Estética de Castilla-La Mancha, integrada en Cecam, y de la asociación Provincial de Peluquerías de Toledo, integrada en Fedeto, ha mantenido sendos encuentros con el presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Francisco Núñez,  y con la diputada nacional por Vox en la provincia de Toledo, Inés Cañizares, donde ha trasmitido la inquietud de los empresarios respecto a la falta de medidas para reducir el Iva que actualmente se aplica en el sector.

La Federación Regional de Empresarios de Peluquería y Centros de Estética de la región traslada a PP y a VOX la necesidad de reducir el Iva al sector
Además, se reclama que se declare al sector de carácter esencial y se reconozcan enfermedades profesionales propias de esta actividad

El malestar entre los empresarios, que en su mayoría responde al perfil de Autónomo, es constante desde el año 2012. Lo que entonces se consideró una medida transitoria, ha quedado consolidada sin que ningún Gobierno haya atendido las pretensiones del sector en este sentido.

Otra de las reivindicaciones trasladada es que esta profesión sea reconocida como de carácter esencial y que las enfermedades y lesiones más comunes entre los profesionales del sector, sean consideradas enfermedades profesionales.

El presidente regional del Partido Popular, Francisco Núñez, ha recogido con interés las propuestas e inquietudes de la Federación de Peluquerías, trasladándolas no sólo al debate político en Castilla-La Mancha, sino también a los órganos nacionales de su partido para mostrar su sensibilidad con los miles de empresarios de peluquerías y centros de estética del país.

Por su parte, Inés Cañizares ha mostrado su interés por el argumentario de la Federación con la intención de trasladarlo al Congreso de los Diputados, para que puedan adoptarse medidas fiscales con carácter nacional.

La Federación mantiene abierta esta dinámica de trabajo para que se logre la bajada del IVA al 10%. Una propuesta que no se escucha en el Ministerio de Hacienda, desde donde sí se han adoptado este tipo de medidas en otros sectores que con las mismas circunstancias y derechos que las peluquerías.

Este es el caso de las empresas de flores y plantas ornamentales, entradas a espectáculos culturales, servicios prestados por artistas y la adquisición de obras de arte.

Sin embargo, el sector de las peluquerías y los salones de belleza vio entonces como el porcentaje de IVA a ingresar a Hacienda subía 13 puntos porcentuales (del 8% al 21%), manteniéndose tal situación en la actualidad.

Un IVA que ha generado la merma imparable en los márgenes de beneficios a la empresa privada y lo que es más grave, el cierre de numerosos negocios y la pérdida de puestos de trabajo. Igualmente, ha provocado el aumento de la economía sumergida y la competencia desleal.

 
Comparte esta noticia: