Más de 510 alumnos procedentes de los diversos grupos de activación en emergencias de Castilla-La Mancha han participado, durante el mes de noviembre, en los 19 cursos que se han desarrollado en la Escuela de Protección Ciudadana.

La Escuela de Protección Ciudadana ha formado durante el mes de noviembre a más de 510 alumnos de los servicios de emergencia
El colectivo que mayor presencia ha tenido este mes en la escuela ha sido el voluntariado de Protección Civil, para quienes se han organizado seis cursos, que ha contado con un total de 220 participantes.

Uno de los cursos más destacados que se ha realizado durante este mes en este organismo dependiente de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas ha sido el de ‘Incendios de Interior’, una actividad formativa dirigida a los cuerpos de extinción y rescate y en la que han participado un total de 20 bomberos.

Este curso ha tenido como finalidad capacitar al personal operativo de los servicios de extinción para que puedan acometer, con garantías de seguridad y eficacia, la extinción de aquellos incendios producidos en espacios cerrados.

Así, se ha realizado una parte teórica en la que se abordaron conceptos como el desarrollo del fuego en espacios interiores, métodos y técnicas de extinción, modos de ventilación por presión positiva y seguridad en las intervenciones.

Toda esta enseñanza ha tenido su aplicación real en las prácticas que se llevaron a cabo en un espacio controlado, donde los alumnos tuvieron que identificar la estratificación de los incendios, utilizar la lanza de agua, con selector de caudal, de manera efectiva sobre el colchón de gases y realizar ataques directos e indirectos sobre las llamas.

Además de este curso, los integrantes de los grupos de extinción y rescate han podido realizar otra formación específica, sobre riesgo eléctrico, en la que han participado otros 20 bomberos de diferentes parques de la comunidad autónoma.

A parte de estos dos cursos destinados a los bomberos, en la Escuela de Protección Ciudadana de Castilla-La Mancha se han llevado a cabo otras seis actividades formativas dirigidas a las agrupaciones de Protección Civil de Castilla-La Mancha, en las que han participado un total de 220 voluntarios.

La actuación más importante que ha estado dirigida a los nuevos miembros de estas agrupaciones de Protección Civil han sido los dos cursos de formación inicial, que se han llevado a cabo tanto en la sede de la de Protección Ciudadana, en la capital regional, como en la localidad toledana de Yuncos.

Asimismo, estos integrantes de las agrupaciones de Protección Civil de toda la región se formaron, durante el mes de noviembre, en comunicación de emergencias, donde pudieron conocer los diferentes medios de radio y las normas de uso óptimo de los equipos.

Otro curso que se ha desarrollado para este colectivo ha sido el de introducción al riesgo eléctrico, con el fin de dar a conocer las distintas modalidades de instalaciones eléctricas, las técnicas y procedimiento de trabajo en ellas y los riesgos que conllevan.

Cursos para 201 policías locales

Por lo que respecta a los cuerpos y fuerzas de seguridad municipal, durante el mes de noviembre este grupo de activación ha podido realizar un total de siete cursos de formación, de los que se han beneficiado 201 policías locales de la comunidad autónoma.

Entre las actividades formativas que han desarrollado los agentes municipales cabe señalar la destinada a conocer la normativa y los instrumentos de medición y control del ruido, gracias al cual estos policías han aprendido a vigilar y comprobar los niveles de ruido de motores y diversas actividades, para hacer cumplir las normativas municipales.

Además, durante este mes se han realizado cursos para los policías municipales sobre seguridad vial, la gestión integral del uso legal de la fuerza o conocer el funcionamiento de las oficinas de víctimas, para ofrecer una mejor atención a todos aquellos ciudadanos que han sufrido algún delito.

Destacar las dos ediciones de actualización normativa desarrolladas en las Jefaturas de Policía Local de Cuenca y Albacete, continuando así con la coordinación entre administraciones y el esfuerzo del Gobierno regional para acercar la formación a los alumnos.

Por último, en noviembre la Escuela de Protección Ciudadana ha llevado a cabo cuatro cursos destinados a los integrantes de cualquier grupo de intervención en emergencia, así como del personal adscrito a Protección Civil. Destacar, entre estas actividades formativas, las destinadas a refrescar los conocimientos sobre la utilización del desfibrilador externo automático (DEA), así como un curso especializado en la conducción de vehículos todoterreno.