El Grupo Municipal Popular se ha opuesto hoy a la cesión gratuita a la Junta de Comunidades de las antiguas Escuelas de Astrana Marín, paso imprescindible para la construcción de un Centro de Mayores en el barrio

La Ejecutiva Local del PSOE lamenta que el Partido Popular vote en contra de la construcción de un Centro de Mayores en Las QuinientasLa Ejecutiva Local del PSOE de Cuenca ha lamentado que el Grupo Municipal Popular haya votado en contra de la cesión de las antiguas Escuelas de Astrana Marín a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para la construcción de un Centro de Mayores en el barrio de Las Quinientas durante el Pleno municipal celebrado este jueves.

Consideran los socialistas que el Partido Popular “se retrata y pone de manifiesto que no trabajan para mejorar la vida de los conquenses, sino para sumar puntos ante su líder, Paco Núñez, acatando sus dictámenes”.

Recuerdan desde el PSOE que el Gobierno de Castilla-La Mancha solicitó la cesión de este espacio al Ayuntamiento de Cuenca, gobernado entonces por el “popular”, Ángel Mariscal, en febrero de 2018. Sin embargo, en junio de 2019, cuando el equipo de gobierno de Darío Dolz tomó posesión, “estaba todo por hacer”.

Califican además de “desfachatez” que el Grupo Popular presente una enmienda para exigir a la Junta que acabe las obras y ponga en funcionamiento este Centro de Mayores antes del final de la legislatura y después voten en contra de la cesión “que es condición imprescindible para la construcción de este recurso”.

“Hay que tener mucha desfachatez pues si el PP hubiera cedido las escuelas cuando la Junta se lo solicitó en febrero de 2018, el Centro estaría ahora construido”, señalan desde la Ejecutiva socialista.

El obstruccionismo como estrategia

La Ejecutiva Local del PSOE ha llamado la atención sobre la actitud obstruccionista del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Cuenca, pues no sólo se ha opuesto a la cesión necesaria para la construcción del Centro de Mayores de Las Quinientas, sino también a los Presupuestos Municipales de 2020, pese a haber exigido al equipo de gobierno socialista su aprobación; a la modificación presupuestaria que tiene como objetivo una amortización anticipada de deuda; o al inicio del expediente de la desafectación del antiguo  edificio de ICONA para regular su situación jurídica, cuestiones éstas dos últimas que propuso el propio PP cuando gobernaba; o a una modificación de la plantilla que tiene como objetivo reforzar el Servicio de Personal para mejorar la gestión en este área.

“El PP se ha opuesto incluso a que el 21 de septiembre, festividad de San Mateo, sea fiesta local el año próximo para compensar de alguna manera el hecho de que este año no haya habido fiestas. Hasta ese punto llega la obcecación del Partido Popular”, han lamentado los socialistas conquenses.

 
Comparte esta noticia: