La Diputación de Cuenca facilitará todos los medios necesarios para restablecer la normalidad tras las tormentas en la Manchuela
Foto: Facebook Álvaro Martínez ChanaCuenca

El presidente de la Diputación de Cuenca, Álvaro Martínez Chana, ha mostrado a través de las redes sociales todo su apoyo a los municipios conquenses de la Mancha y la Manchuela afectados por las fuertes lluvias y ha anunciado que la institución provincial facilitará todos los medios necesario para restablecer a normalidad y que “pronto puedan olvidar esta pesadilla que, por suerte, sólo ha dejado daños materiales”.

Las tormentas en esta zona de la provincia han sido tan fuertes que en la mañana de este sábado las vías CUV-8307 y N-310, ambas en el término municipal de El Picazo, siguen cerradas al tráfico, mientras que la A-3 en Tébar y la CM-220 en Motilla del Palancar, en la provincia de Cuenca, ya han sido abiertas al paso de vehículos.

Además y como medida preventiva, la presa de Castillejos, abastecida por el río Júcar y también ubicada en El Picazo, ha comenzado a desembalsar desde las 7.51 de este sábado un caudal de 60 metros cúbicos por segundo.

Por último, indicar que tal y como informa Onda Cero Cuenca, que los bomberos del 112 de Cuenca recibieron 300 llamadas por las lluvias torrenciales en  Cuenca y que sus actuaciones se centraron en rescate de personas y achiques de agua sobre todo en El Picazo y Motilla del Palancar.