La Diputación de Cuenca destinará 120.000 euros extraordinarios para atender las necesidades básicas de los conquenses
El presidente, Álvaro Martínez Chana, ha señalado que esta subvención irá destinada al Banco de Alimentos, Cruz Roja y Cáritas que están teniendo una actividad frenética

La Diputación de Cuenca va a realizar una ayuda extraordinaria de 120.000 euros para atender las necesidades básicas de los conquenses que peor lo están pasando. Este dinero irá destinado a tres organizaciones que actúan tanto en la capital como en la provincia como son el Banco de Alimentos, Cruz Roja y Cáritas.

El presidente, Álvaro Martínez Chana, ha visitado hoy las instalaciones del Banco de Alimentos en Cuenca para comprobar de primera mano la frenética actividad que están llevando a cabo los voluntarios de esta organización. El jefe del ejecutivo provincial ha destacado la importante apuesta que van a realizar para “redoblar los esfuerzos” con estas asociaciones de carácter social y ayudarlas porque están “en primera línea de fuego” de la crisis económica provocada por la pandemia del Covid-19.

Esta aportación de 40.000 euros a cada una de las organizaciones sin ánimo de lucro se une a los 500.000 euros convenidos con la Junta para el plan de Ayudas de Emergencia Excepcional, así como a la aportación de 20.000 euros que hizo hace apenas un mes al Banco de Alimentos. Estas actuaciones marcan, según ha declarado el presidente, “la dirección en políticas sociales” que está siguiendo el Gobierno provincial.

En su visita al Banco de Alimentos, Martínez Chana ha tenido oportunidad de hablar con todos los voluntarios que están participando en el reparto de comida y les ha trasladado personalmente el agradecimiento de la Diputación y de toda la provincia por la labor altruista que están llevando a cabo en estos momentos de dificultad. Estas palabras de apoyo se hacen extensibles a todas las personas que durante estos momentos están aportando su granito de arena en todas y cada una de las asociaciones conquenses que demuestran que “somos una sociedad solidaria”.

El presidente del Banco de Alimentos de Cuenca, Antonio Villaseñor, ha agradecido al Gobierno provincial la ayuda prestada que está permitiendo realizar el actual reparto de comida, así como la sensibilidad demostrada por el presidente hacia las personas que peor lo están pasando.

 
Comparte esta noticia: