La Diputación conquense mantiene su apuesta por la preservación del comercio tradicional y básico en los pequeños municipios de nuestra provincia como instrumento eficaz para el autoempleo y la fijación de población en el medio rural. Para ello, el Patronato de Desarrollo Provincial tiene en marcha el programa de ayudas al mantenimiento de la estructura comercial básica en pequeños municipios, que durante el pasado ejercicio 2015 ha beneficiado a un total de 126 establecimientos de 77 municipios de la provincia con menos de 250 habitantes.

 
Comparte esta noticia: