La consejera de Fomento del Gobierno de Castilla-La Mancha, Elena de la Cruz, ha confirmado hoy en declaraciones al programa “Onda agraria” de Onda Cero radio que el Ejecutivo de Emiliano García-Page “está ultimando” los recursos que anunció que interpondría contra los cuatro planes hidrológicos que afectan negativamente a la región (Tajo, Guadiana, Júcar y Segura) y que se presentarán “en breves días”.

Bajo el argumento gené

Toledo, 9-03-2016.- La consejera de Fomento, Elena de la Cruz, durante su comparecencia en rueda de prensa, en el Palacio de Fuensalida,  para informar sobre los acuerdos del Consejo de Gobierno. (Foto: Álvaro Ruiz // JCCM)
Toledo, 9-03-2016.- La consejera de Fomento, Elena de la Cruz, durante su comparecencia en rueda de prensa, en el Palacio de Fuensalida, para informar sobre los acuerdos del Consejo de Gobierno. (Foto: Álvaro Ruiz // JCCM)

rico del “perjuicio que la política de distribución de agua” e infraestructuras previstas puede causar en la región, el Ejecutivo castellano-manchego apelará al Tribunal Supremo para intentar que se modifique el II Ciclo de Planificación, frente el que ya expuso sus razones durante la celebración del Consejo Nacional del Agua. La consejera ha subrayado la “persistente negativa del Gobierno de España en funciones a escuchar nuestros argumentos” y ha señalado que la “indignación es máxima” en la región.

En cuanto al último trasvase triple firmado por la ministra de Agricultura, Elena de la Cruz ha vuelto a reclamar al Gobierno de Mariano Rajoy que impulse en toda su magnitud “medidas alternativas” al Tajo-Segura que “ahora mismo no se tienen en cuenta” como la puesta en marcha al cien por cien del sistema de desalación de agua marina de la cuenca Mediterránea. De la Cruz ha afirmado que desde el Gobierno de España “han jugado a ser adivinos” con unos datos que despiertan muchas dudas sobre “en qué condiciones se encontrarán los embalses de cabecera” avanzada la primavera.

Preguntada por el trasvase del Ebro como una alternativa que pudo haber reducido el impacto que las necesidades hídricas de Levante están causando al Tajo, Elena de la Cruz ha afirmado que dicha derivación “es uno de los grandes engaños a la opinión pública” que ha sostenido el Partido Popular en el tiempo.

La consejera ha recalcado que la verdadera razón de que se paralizara es que “Europa no lo permitió” y que los 37 años transcurridos desde la construcción del Tajo-Segura “han cambiado la conciencia medioambiental” ante la sobreexplotación de los ríos. “Los trasvases entre ríos son ingeniería de otra época”, ha dicho, remachando que “estamos en una nueva cultura del agua” que requiere de una “gestión sostenible” que incida en la desalación y la reutilización de las aguas depuradas. “Hoy tampoco nadie hubiera podido plantear el trasvase del Tajo”, ha indicado.

En cuanto a las compensaciones económicas del trasvase, Elena de la Cruz ha recalcado que “no queremos el canon, sino el agua” con el objetivo de “crear riqueza y poder propiciar el desarrollo económico” de Castilla-La Mancha “porque tenemos el mismo derecho”. En este sentido ha destacado que las inversiones del Ministerio en la cuenca del Segura están desproporcionadas, recibiendo la provincia de Albacete una porción mínima cuando también forma parte de este sistema.