La CHT instala en el embalse de Beleña la automatización de las válvulas que optimizan la regulación del caudal ecológico
El presidente de la MAS, Javier R. Palacios, agradece al organismo gubernamental esta inversión y la mejora en el contacto entre ambas instituciones

El presidente de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe, Javier Rodríguez Palacios, ha querido agradecer la labor que en los últimos meses se está llevando a cabo desde la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) tras conocer la noticia de la instalación en el embalse de Beleña de la automatización de las válvulas que permiten mejorar la regulación del caudal ecológico del río Sorbe y que ayudan a la óptima conservación del medio natural. “Quiero destacar la excelente labor que está realizando la CHT en este sentido y en concreto agradecer a su presidente por el contacto directo que desde el organismo estatal se tiene en los últimos meses con la Mancomunidad de Aguas del Sorbe. Hace tiempo que llevamos trabajando conjuntamente en la modernización de estas válvulas, necesarias para el óptimo funcionamiento de Beleña y que hasta ayer se manejaban de manera manual lo que impedía un adecuado funcionamiento. He de decir que el trabajo y la respuesta de la CHT ha sido positiva e inmediata”, asegura el presidente de la MAS.

La modernización de las válvulas hidráulicas  Howell-Bunguer evita disfunciones en la gestión de los recursos hídricos del embalse, ya que permite una mejor regulación del caudal ecológico del río. Esta inversión también contribuye a un uso más eficiente de los recursos almacenados en el embalse de Beleña. Igualmente, esto beneficia a los usuarios, ya que permite atender más eficientemente las demandas estacionales, según asegura la CHT.

La mejora, que supone una inversión para la CHT de 23.715 euros, se ha hecho efectiva mediante la instalación de dos estaciones remotas. Una de ellas comprobará, automáticamente, las necesidades de caudal del abastecimiento de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe (MAS) y los transmitirá vía WiMax a la otra estación, instalada en la cámara de válvulas del abastecimiento, ubicada en la presa Beleña. Esta estación, a su vez, tomará lectura del caudal de salida de la presa, destinado al abastecimiento, y regulará automáticamente las válvulas hidráulicas para que el caudal de salida se acomode a las demandas de abastecimiento.  El uso de estas nuevas tecnologías evita que se dependa de las maniobras manuales y que, por lo tanto, se produzcan desarreglos puntuales que generaban el suministro de un caudal mayor al demandado, permitiendo una regulación óptima del caudal ecológico del río.