Las excavaciones han sido desarrolladas por el grupo de investigación del Área de Arqueología de la Universidad de Alcalá con la colaboración de la Fundación General de dicho centro académico. El equipo, dirigido por Lauro Olmo Enciso, Catedrático de la Universidad de Alcalá y director de las excavaciones, ha continuado las excavaciones en el edificio Sur de la zona palatina. Los hallazgos en este impresionante espacio, por ahora el de mayores dimensiones y el mejor conservado de los inicios de la Alta Edad Media europea, siguen aportando una información determinante tanto para la época visigoda (s. VI-VII d.C) como para el primer periodo andalusí (S. VIII-IX d. C.).  Los trabajos, financiados por la Junta de Castilla-La Mancha, avanzan sobre el conocimiento de unas dependencias palatinas únicas, su estructura, funcionamiento y significado, concretamente a partir del análisis de un potente nivel de destrucción e incendio del edificio, cuya excavación está aportando datos cada vez más precisos.

Cierran así dos meses de excavación por la que han pasado además numerosos visitantes del Parque interesándose en los avances de la investigación. Ahora se abre una nueva fase de estudio de los materiales y las muestras obtenidas.