Desde la cabecera del Tajo se acoge con satisfacción que se ponga el foco por fin en la excesiva demanda del Levante y no se de por hecho que la oferta de agua ha de ser en función de los intereses privados del sector agroindustrial. El informe que ha sido presentado hoy en el Congreso, advierte de la insostenibilidad de una política de aguas más enfocada satisfacer intereses económicos que en hacer frente al innegable Cambio Climático

La Asociación de Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía aplaude el informe de la subcomisión para el estudio de políticas de aguasEl informe, elaborado por la Subcomisión para el estudio y elaboración de propuestas de Política de Aguas en coherencia con los retos del Cambio Climático, recoge el discurso del ministerio de Transición Ecológica en tanto a la existencia de cuencas deficitarias o excedentarias. Un concepto que desde el sector trasvasista no terminan de entender.

“Igual los analfabetos hídricos tenemos que explicarle al señor López Miras lo que significa la palabra antrópico, que indica que el único déficit de la cuenca del Segura no es natural, porque ese concepto en la naturaleza no existe, sino que viene provocado por la acción del hombre y su excesiva codicia”, responde el presidente de los ribereños, Francisco Pérez Torrecilla al presidente de la Región de Murcia.

“Desde la España profunda acogemos con estupefacción que señores tan inteligentes, los artífices del Sillicon Valley del agua, no sean capaces de entender que, ante unos recursos cada vez más limitados, no puede multiplicarse la demanda sin control por mucho beneficio económico que les reporte a esos lumbreras; los billetes no se beben”, explica Pérez Torrecilla.

El informe advierte: “En Murcia, donde el regadío ha crecido un 23 por ciento por encima de los caudales disponibles (en años medios), aun contando con el Trasvase Tajo/Segura, con los escenarios previstos de cambio climático, y aun suponiendo unas dotaciones medias estables, éstas excederán en un 36% las disponibilidades en 2050”. No se olvida tampoco de otro gran problema: los regadíos ilegales. A los que hace referencia el informe en numerosas ocasiones, asociándolos a pozos igualmente fuera de la ley.

PP y Cs Murcia

“Sorprende también la enconada defensa del Trasvase por dos partidos que han acogido tan alegremente la bandera del liberalismo, sólo para lo que les interesa, claro”, señala el presidente de los Ribereños en referencia a Partido Popular y Ciudadanos de Murcia. “Perversa utilización del concepto Laissez faire, cuando de lo que se trata es de dejar hacer negocio solo a unos pocos, y subvencionados encima con el dinero de todos los españoles, que pagamos el Trasvase y seguimos subvencionado el agua con el que generan sus productos”.

“Cabe preguntarse dónde encaja exactamente dentro del liberalismo el sostener artificialmente con inversión estatal a un sector privado, como cabe preguntarse cómo es posible que la región de Murcia ocupe el undécimo puesto en el PIB por comunidades según el INE, si son la Huerta de Europa, el sustento de España, el Sillicon Valley del agua”.

Así, concluye Pérez Torrecilla, “¿merece la pena matar tres ríos (el Tajo, el Segura y el Mula), enfrentarse a Europa, envenenar el Mar Menor e invertir miles de millones de euros en sostener un sector insostenible?, ¿obligamos a los trenes a funcionar otra vez con carbón para sostener al sector minero?”.