Este año, el Aula de Arte de la Primavera Universitaria de Sigüenza,  en estrecha colaboración con la Asociación de Amigos de la Iglesia de Santiago, ha programado el Primer Ciclo de Conferencias sobre el Arte románico con el objetivo de explicar el proyecto del Centro de Interpretación del románico de la provincia de Guadalajara que se materializará en la Iglesia de Santiago cuando se rehabilite.La AAISS colabora con el Primer Ciclo de Conferencias Sobre Arte Románico

En el Centro, no sólo se explicarán las características generales del arte románico, sino también las peculiaridades del mismo en la provincia de Guadalajara. Estará organizado en varios apartados en los que sucesivamente se estudiará: El románico en la Sierra de Pela, el románico en la ciudad de Sigüenza, el románico en Tierras de Sigüenza, el románico en las Alcarrias y el románico en el Señorío de Molina.

En este primer ciclo, los profesores del Departamento de Arte I (Medieval), especialistas en arte románico, la doctora Laura Rodríguez y el doctor Francisco de Asís García, fueron los encargados, respectivamente, de explicar las principales características de la arquitectura románica y de las artes figurativas del estilo. Por su parte, la doctora Pilar Martínez Taboada, cronista oficial de la ciudad de Sigüenza y miembro nato de la Junta Directiva de la Asociación de Amigos de la Iglesia de Santiago, ha explicado este fin de semana en su conferencia las características singulares del románico de Sigüenza y de las Tierras Seguntinas.

Un románico, el seguntino, impulsado por los primeros obispos de la ciudad, tras la reconquista de la misma, todos ellos de origen francés. Románico que, además, se materializó en la construcción de una nueva catedral y dos iglesias parroquiales, Santiago y San Vicente.

En su conferencia la Martínez Taboada destacó la singularidad de la catedral seguntina, iniciada a mediados del siglo XII, en el marco del románico pleno, y en cuyas obras al final del siglo se puede vislumbrar los albores del gótico, fundamentalmente en sus portadas de su fachada principal, en cuya decoración no aparecen ya motivos figurados, sino una rica variedad de temas geométricos y vegetares en sus arquivoltas y capiteles, por influencia de los principios de la orden del Cister. No se puede olvidar que en 1187 era obispo de la ciudad el monje cisterciense Martín de Finojosa, quien luego sería abad del Monasterio de Santa María de Huerta.

En el taller que llevó a cabo este cambio de estilo en la catedral seguntina se formaron, no solo quienes alzaron las nuevas fábricas de las iglesia parroquiales de Santiago y San Vicente en la ciudad, en época de Alfonso VIII y del obispo seguntino D. Rodrigo, sobrino de Martín de Finojosa, sino también quienes construyeron en tierras seguntinas, una vez pacificada la zona por el avance de la Reconquista hacia el Tajo y cuando en ellas se pudo materializar su repoblación, un románico rural, cuyas iglesias destacan por la presencia en sus pórticos pétreos de capiteles con motivos geométrico y vegetales semejantes a los de la catedral seguntina.

La conferencia concluyó con el análisis de algunos ejemplos de estas iglesias románicas de “La tierras seguntinas”, como Jodra, Carabias, Sauca o Pinilla de Jadraque,  y con una aproximación a la bibliografía existente sobre el estilo románico en la provincia de la  que también se hará eco el futuro Centro de Interpretación del Románico.

Desde el inicio de “Sigüenza Universitaria” el Aula de Arte ha estado dirigida por la Pilar Martínez Taboada, profesora Titular del Departamento de Arte I (Medieval) de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense de Madrid. Durante todos los años en el Aula de Arte de Sigüenza Universitaria han intervenido profesores de este Departamento que es el único de España dedicado al Arte Medieval.