El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Manuel González Ramos, ha adelantado que el tramo de la autovía A-2 comprendido entre el límite de la Comunidad de Madrid y la ciudad de Guadalajara –correspondiente a los puntos kilométricos 38,7 al 50–dispondrá de iluminación nocturna antes de que acabe este mes de noviembre. Así lo ha manifestado en la reunión que ha mantenido esta mañana en la Subdelegación del Gobierno en Guadalajara con alcaldesa de Alovera y los alcaldes Azuqueca de Henares, Cabanillas del Campo y Chiloeches –municipios por los que discurre ese tramo–, además del propio subdelegado, Ángel Canales.

La A-2 tendrá iluminación nocturna entre Guadalajara y el límite con Madrid antes de que acabe el mes de noviembre
• La Dirección General de Carreteras ha autorizado exceptuar la aplicación de los criterios generales recogidos en las instrucciones para reducir el consumo de energía eléctrica

González Ramos ha manifestado su satisfacción por la respuesta que se ha dado “a una demanda que se venía repitiendo con insistencia a lo largo de los años por parte de los propios alcaldes”, pero ha sido ahora cuando se ha transmitido al Gobierno de España “que aquí había una discriminación y que la respuesta no solamente se podía basar, como decía el Gobierno anterior, en una densidad de vehículos determinada y que no se llegaba al tope marcado en la normativa”. Según ha indicado, “la realidad es que había una discriminación entre la Comunidad de Madrid y una parte de Castilla-La Mancha, porque al llegar a la ciudad de Guadalajara volvía a tener iluminación”. Además, ha insistido en que “se trata de una cuestión de seguridad, y había que decirle al Ministerio de Fomento que esa iluminación era necesaria”.

Tras estudiar estas circunstancias, el Ministerio ya ha confirmado que se procederá encender el alumbrado durante este mismo mes, permitiendo así dar continuidad a la iluminación existente en el tramo anterior y en el posterior. Para ello, desde la Dirección General de Carreteras se ha autorizado exceptuar la aplicación de los criterios generales recogidos en las instrucciones para reducir el consumo de energía eléctrica. Debido a cuestiones técnicas, el tramo comprendido entre los kilómetros 44 y 45,5 de la calzada derecha se iluminará posteriormente, dado que es preciso realizar antes trabajos de acondicionamiento previos.

“Nuestra obligación como Gobierno es atender las reivindicaciones bien fundamentadas y no queremos discriminaciones entre territorios. Los alcaldes saben que cuando se puedan tomar decisiones inmediatas, como en este caso, se va a hacer y, en todo caso, nada va quedar en el olvido”, ha recalcado el representante del Gobierno de España en la región.

Por su parte, el alcalde de Azuqueca de Henares, José Luis Blanco, ha expresado su satisfacción “por encontrar un Gobierno sensible a las necesidades de nuestros municipios”, aunque ha querido destacar que “esta noticia va a beneficiar a todo el Corredor del Henares”. Blanco ha recordado que llevaba años reclamando el encendido de ese tramo, “porque se generaban auténticas situaciones de peligrosidad”.

También el alcalde de Cabanillas del Campo, José García Salinas, ha coincidido en señalar, a preguntas de los periodistas, que la iluminación “es un elemento de seguridad muy importante, pero es también muy importante romper esa discriminación que afectaba a los vecinos de Cabanillas y del resto de otros muchos municipios, que ahora podemos sentirnos respetados y valorados como unos contribuyentes más, con una iluminación igual que en la vecina Comunidad de Madrid”.