El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, y la ONCE, han acordado una serie de medidas y actuaciones para que el alumnado con ceguera o deficiencia visual grave, escolarizado en la región en educación no universitaria, tenga garantizado el derecho a la educación inclusiva.

Junta y la ONCE acuerdan actuaciones para que el alumnado con ceguera o deficiencia visual grave tenga garantizado una educación inclusiva
Ambas instituciones comparten la voluntad de aunar esfuerzos para dar una respuesta educativa integral e inclusiva a todo el alumnado, a través del asesoramiento indirecto a la comunidad educativa y de la intervención directa con el alumnado con ceguera o deficiencia visual grave.

El consejero de Educación, Cultura y Deportes en funciones, Ángel Felpeto y la directora ejecutiva de Educación, Empleo y Braille de la ONCE, Ana Isabel Ruiz han suscrito un convenio de colaboración, que busca también identificar e eliminar las barreras a la percepción, presencia, participación y aprendizaje para que este tipo de alumnado pueda alcanzar el máximo desarrollo de sus potencialidades y capacidades.

Según especifica el convenio, para garantizar todo esto se establecerán, de manera conjunta, procesos de asesoramiento, implementación de medidas de inclusión educativa, protocolos de actuación, dentro de las estructuras y recursos existentes en el sistema educativo de Castilla-La Mancha y en la ONCE.

Además, ambas instituciones comparten la voluntad de aunar los esfuerzos que se vienen realizando para dar una respuesta educativa integral e inclusiva a todo el alumnado, a través del asesoramiento indirecto a la comunidad educativa en relación al alumnado que presente barreras al aprendizaje asociadas a la discapacidad visual, y a través de la intervención directa con el alumnado con ceguera o deficiencia visual grave.

Para el cumplimiento de este acuerdo se contará, por parte de la Consejería, y entre otros recursos, con personal para favorecer la inclusión educativa; con estructuras de formación del profesorado; estructuras de orientación educativa y profesional; servicios complementarios ofertados por los centros; infraestructuras existentes en los centros; y con recursos materiales, no específicos, de acceso al currículo.

Asimismo, por parte de la ONCE, se contará con el Centro de Recursos Educativos (CRE) de Madrid; con el servicios de producción de los Centros de Recursos Educativos; especialista de adaptación documental de la Delegación Territorial de Castilla-La Mancha; profesionales del Equipo específico para la atención educativa al alumnado que presente ceguera o deficiencia visual grave; y con material específico de apoyo requerido para cubrir las necesidades derivadas de la ceguera o deficiencia visual grave.

En la firma del convenio también han estado presentes la viceconsejera de Educación, Universidades e Innovación, María Dolores López; el director general de Programas, Formación Profesional y Atención a la Diversidad, Amador Pastor; el director del Centro de Recursos Educativos de Madrid de la ONCE, Germán Moya; el delegado Territorial de Castilla La Mancha, Carlos Javier Hernández y la jefa del departamento de Servicios Sociales de Castilla La Mancha, Mónica Amat.