Junta y Gobierno de España resaltan la importancia de la coordinación para hacer frente a los incendios forestales
 Más de 500 personas trabajarán en el operativo contra incendios de la provincia de Cuenca este año entre el personal propio de la Consejería de Agricultura, GEACAM y las instituciones y empresas colaboradoras.

El delegado provincial de la Junta, Ángel Tomás Godoy, y el subdelegado del Gobierno de España en Cuenca, Juan Rodríguez Cantos, han realizado hoy una visita conjunta al Centro Operativo Provincial, más conocido como Central de Incendios; y a  la BRIF de Prado de los Esquiladores, acompañados por el director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Joaquín Cuadrado.

Ambos han resaltado la importancia de la coordinación y colaboración entre administraciones para hacer frente a los incendios forestales, marcándose como objetivo reforzar este trabajo conjunto.

Asimismo, ha recordado que Castilla-La Mancha se encuentra actualmente en periodo de riesgo extremo por incendios forestales y han solicitado la colaboración de la ciudadanía para evitar los incendios forestales, al tiempo que han recordado algunas de las restricciones de la campaña, como la prohibición de hacer fuego en el monte, arrojar colillas, etc.

Para terminar, tanto Godoy como Rodriguez Cantos han querido agradecer el trabajo y la dedicación de las personas que trabajan en la extinción de incendios en Castilla-La Mancha y que en estos momentos se encuentran en la época más difícil del año. Desde bomberos forestales a conductores, operadores, técnicos, agentes medioambientales, etc. Si bien el delegado de la Junta ha señalado que la prevención de incendios es algo en los que el Gobierno de Castilla-La Mancha trabaja todo el año, razón por la cual al inicio de la legislatura se tomó la decisión de volver a contratar a los trabajadores de GEACAM los doce meses del año para recuperar los trabajos selvícolas en el monte.

El  Centro de Operaciones Provincial (COP), dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, se encarga de recibir y canalizar la información de las emergencias para movilizar y coordinar los distintos medios que interviene en ellas. En COP está atendido los 365 días del año durante las 24 horas y en él trabajan cinco personas.

Por otra parte, la BRIF de Prado de los Esquiladores es una de las brigadas de refuerzo de incendios forestales dependiente del Gobierno de España y gestionada por la empresa pública TRAGSA. Su función es prestar apoyo a las comunidades autónomas en la lucha contra incendios forestales. En Prado de Esquiladores trabajan actualmente 50 profesionales y la base es una instalación cedida por la Junta de Comunidades al Ministerio, que el año pasado invirtió 20.000 euros en el acondicionamiento de la cubierta como una muestra más de esta colaboración.

Más de 500 personas, entre el personal propio de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, GEACAM y las instituciones y empresas colaboradoras; trabajarán en el operativo contra incendios de la provincia de Cuenca durante el periodo comprendido entre 1 de junio al 30 de septiembre.

La Junta cuenta además con 33 puestos de vigilancia distribuidos por toda la provincia, 10 patrullas móviles con dos componentes por turno para detectar los incendios incipientes, 3 helicópteros de transporte y extinción para el lanzamiento de agua con helibalde, 2 retenes helitransportados en Campillo Paravientos y Albendea, 1 avión de carga en tierra con capacidad de hasta 3.100 litros, 3 máquinas pesadas con alta capacidad de extinción, 13 autobombas y 6 autobombas con retén, 1 camión nodriza con capacidad para más de 14.000 litros y 13 brigadas terrestres.