El Instituto de la Mujer y la Asociación de Jóvenes Empresarios y Empresarias de Castilla-La Mancha (AJE CLM) han puesto en marcha un taller gratuito sobre los beneficios que conlleva la implantación de planes de igualdad en las empresas, tales como la disminución del absentismo laboral, una mayor identificación de la plantilla con la actividad de la empresa y mayores oportunidades para seleccionar y retener a las personas con talento.

Junta y AJE Castilla-La Mancha desarrollan un taller sobre los beneficios que conllevan los planes de igualdad a las empresas
 El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través del Instituto de la Mujer, concede ayudas a las empresas de la región para poner en marcha Planes de Igualdad y visibilizar a la mujer trabajadora y empresaria. Este año se han concedido 24.000 euros a cuatro empresas de Cuenca.

El taller se desarrolló el pasado 12 de diciembre en la Dirección Provincial de Bienestar Social de Cuenca con la participación de más de 15 empresarios y empresarias. Las responsables de impartirlo fueron Patricia Espejo, profesora de la UCLM; e Inmaculada López, directora de Atperson Formación.

La directora provincial del Instituto de la Mujer en Cuenca, Gracia Canales, que fue la encargada de inaugurar esta acción formativa; destacó la importancia de introducir la perspectiva de género en el mundo de la empresa, con la ayuda de organizaciones como AJE, para sensibilizar a todas las partes implicadas sobre la conveniencia de eliminar las desigualdad en el mundo laboral, que deriva en brecha salarial, mayor desempleo femenino, problemas para la conciliación familiar, etc.

En este punto, recordó que el Gobierno de Castilla-La Mancha, a través del Instituto de la Mujer, concede ayudas a las empresas de la región para poner en marcha Planes de Igualdad y visibilizar a la mujer trabajadora y empresaria. De hecho, este año se han concedido 24.000 euros a cuatro empresas de la provincia de Cuenca.

Canales explicó que un Plan de Igualdad es un elemento estratégico que introduce en las empresas formas de gestión que incorporan la igualdad como eje fundamental para garantizar que hombres y mujeres cuentan con las mismas oportunidades en el acceso, participación y permanencia en la gestión diaria, lo que a su vez supone una mejora sustancial de la eficacia organizativa general.

Los objetivos generales de un Plan de Igualdad son eliminar los desequilibrios en el acceso y participación de mujeres y hombres en la organización, asegurar que los procesos de gestión de recursos humanos (selección, clasificación profesional, promoción y formación, retribuciones, etc.) respetan el principio de igualdad de trato y oportunidades, favorecer, en términos de igualdad entre mujeres y hombres, la conciliación laboral, personal y familiar y prevenir el acoso por razón de sexo.

El Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha ha financiado este taller a través de la orden de ayudas para la realización de actividades o actuaciones de promoción relacionadas con los valores, principios y estrategias del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha.