La Junta de Castilla y León ha trasladado un equipo móvil de medición de contaminación atmosférica a Almazán (Soria) para comprobar la calidad del aire y los niveles de contaminación atmosférica que existen tras el incendio producido en Chiloeches (Guadalajara) y las mediciones han señalado que los niveles de partículas nocivas son “muy bajos”.

Incendio 1Según han señalado fuentes de la Junta en un comunicado recogido por Europa Press, los resultados obtenidos en la unidad móvil, así como las mediciones realizadas en las estaciones de medición de la contaminación atmosférica situadas de manera continua en la provincia de Soria y que desde el primer momento monitorizaron los datos de calidad del aire, han ratificado que se obtienen niveles muy bajos de contaminación para la salud a día de hoy.

Por ello, han recalcado que “no hay ningún motivo de alarma para la población”, ya que señalan está por debajo incluso de los niveles que ofrecen otras estaciones de medición de la Comunidad muy alejadas de ese punto.

La Junta de Castilla y León ha añadido que mantiene un contacto directo con las autoridades del Gobierno de Castilla-La Mancha tras el incendio declarado este viernes, 26 de agosto, en una nave del polígono industrial Albolleque, en la localidad de Chiloeches en Guadalajara, y que ya se encuentra controlado.