“Cuando se representa a dos instituciones públicas, hay que ser leal a ambas”. De esta manera, el vicepresidente y portavoz del Grupo Popular en Diputación, Julián Huete, responde a las críticas de la Agrupación Local del PSOE de Cuenca, en relación al convenio de bomberos, en las que aseguran no entender “cómo puede ser que el Sr. Huete hable de negociaciones entre el Ayuntamiento y la Diputación como si fueran entes ajenos a él”.

 

En este sentido, Huete deja claro que en su doble condición de vicepresidente de la Diputación y teniente de alcalde del Ayuntamiento de Cuenca quiere lo mejor para ambos servicios de bomberos y, sobre todo, para los ciudadanos, tanto de la capital como de La Serranía, que se merecen un servicio de emergencias adecuado”.

Es por eso que rechaza de plano las acusaciones de “incongruencia” que le atribuyen los socialistas de la capital en relación a la moción sobre el servicio de bomberos por votar favor en el Ayuntamiento y en contra de la urgencia de su debate en la Diputación. Y es que, según ha insistido, “en el Pleno del miércoles en la institución provincial se votó en contra de la urgencia de su debate, en ningún caso contra el contenido de la moción, porque las negociones entre ambas instituciones no se han roto en ningún momento y se continúa trabajando en la búsqueda de la mejor solución para todos, sin descartar ninguna opción”.Julián Huete

Ante las afirmaciones del PSOE local de que “el feo se lo ha hecho a los bomberos de Cuenca al demostrar que sus reivindicaciones no le importan muy poco”, Huete puntualiza que “las negociaciones del convenio entre el Consistorio de la capital y el Consorcio Provincial Cuenca 112 nada tienen que ver con las reivindicaciones del Servicio Municipal de Bomberos, sino con la prestación de un servicio a un centenar de municipios de La Serranía conquense; algo en lo que se está intentando llegar a una pronta solución”.

El vicepresidente y portavoz de la Diputación tampoco cree que sea de recibo que los socialistas arremetan contra él diciendo, en relación a un posible acuerdo, que “no puede ser tan difícil cuando las dos instituciones son del mismo color político y el propio Huete forma parte de las dos y es responsable de la negociación”. De hecho, en primer lugar, aclara que no es el responsable de la negociación, aunque, como vicepresidente y teniente de alcalde está pendiente de los pasos dados por ambas partes, y en segundo lugar, no cree que sean los socialistas los más adecuados para dar lecciones en esta cuestión. Y, en este sentido, recuerda que cuando aún estaba vigente el convenio Diputación-Ayuntamiento en materia de urgencias y emergencias, el socialista Juan Ávila, entonces presidente de la Diputación, se negó a pagar por esta cuestión al Consistorio capitalino, presidido entonces por el popular Francisco Pulido, y, tras las elecciones de 2011, cuando resultó elegido alcalde de la capital y aún era presidente en funciones de la institución provincial, entonces, sí decidió hacer una transferencia en favor del Ayuntamiento y no antes”.

Por ello, Huete no cree que “el modelo Ávila, y en consecuencia, el de los socialistas de la capital de los que era su máximo representante en ese momento, sea un buen modelo para dar una solución a esta cuestión, que es de vital importancia para los ciudadanos de La Serranía”.

 
Comparte esta noticia: