Julián Esteban Pulla toma posesión como nuevo alcalde del municipio de Beteta
• Sucede en el cargo a Jesús Vicente Esteban, fallecido el pasado 9 de agosto, “quiero seguir con lo que él tenía previsto hacer”, ha señalado el primer edil

El Ayuntamiento de Beteta acogía esta mañana el pleno por el que Julián Esteban Pulla se convertía en el nuevo alcalde del municipio. Con los votos de los concejales populares y el apoyo de la edil de Agrupación por la Serranía, el nuevo regidor sustituye a Jesús Vicente Esteban, fallecido el pasado 9 de agosto. Al acto ha asistido el diputado provincial, Daniel Pérez Osma, quien ha tenido un recuerdo muy especial para el anterior primer edil y ha deseado todo lo mejor a Julián Esteban en esta nueva andadura, “quiero destacar la preocupación y el esfuerzo que Jesús dedicó a su pueblo y cómo se implicó en intentar solucionar y defender ante las administraciones que recursos como la Residencia de Mayores se finalice y entre en funcionamiento de una vez por todas”.

Pérez Osma ha querido destacar “la labor fundamental que desarrollan los alcaldes sobre todo los que tienen que velar por los municipios más pequeños y que necesitan más apoyo y recursos para evitar que nuestro mundo rural se siga despoblando”, y ha reiterado su pleno convencimiento de que “la Serranía de Cuenca es un lugar privilegiado, lleno de oportunidades, pero que necesita garantizar a sus vecinos servicios tan fundamentales como comunicaciones seguras, transporte público, cobertura de internet o residencias para que los mayores puedan quedarse en su pueblo o cerca de él, además de cuidar su patrimonio y rehabilitarlo, como su magnífico Castillo”, ha reiterado Pérez Osma.

Julián Esteban Pulla, por su parte, ha agradecido a la Corporación de Beteta su confianza y asegurado que tiene la intención de “seguir con todo lo que estaba haciendo, continuar con las pautas” de su antecesor. Ha querido recordar a Jesús Vicente como una excelente persona y un buen alcalde y ha reconocido que uno de las reivindicaciones que tiene el municipio y que no va a abandonar es la lucha por su Residencia de Mayores, que ha pasado de la ilusión que supuso para toda la comarca su anuncio y inicio de obras, hace ya 14 años, en 2007, “ha convertirse en un edificio cada vez más deteriorado, con lo que esto supone de malgasto de dinero público. Si no se sigue adelante, la inversión de todos esos millones no habrá servido para nada”, concluía.

 
Comparte esta noticia: