Herreras considera un “tremendo agravio y desprecio a todos los jareños” la supresión de paradas de autobús en su municipio
• La alcaldesa denuncia que es inconcebible que se supriman servicios públicos en pueblos como el suyo, que los necesita y que estas decisiones “se ceben con los colectivos más vulnerables, como son las personas mayores y también los jóvenes que no tienen coche”

Las redes sociales han servido para que los vecinos de Villanueva de La Jara conocieran, de primera mano, cómo su Ayuntamiento, presidido por Mercedes Herreras, se ha dirigido a la Junta de Comunidades, en concreto al representante de la Consejería de Fomento en Cuenca y también al Gobierno Central, a través de la Subdelegación del Gobierno, para trasladarle su más absoluto rechazo a que el autobús que conecta la localidad con Valencia no realice parada y haya sido modificado su itinerario para que sí lo haga en otro pueblo como Quintanar del Rey.

Ante esta supresión de servicio de transporte público y la también ausencia de información de por qué se ha producido, los vecinos de La Jara, así como el Ayuntamiento, han solicitado información a los conductores de la empresa que realiza este trayecto, en concreto Monbús, y la respuesta de ellos ha sido textualmente de que han “recibido orden de lo parar en este municipio”.

La alcaldesa ha calificado este problema como “muy grave y un agravio para todos los jareños, que han visto suprimidos unos servicios públicos que hasta ahora tenían y que funcionaban”, explica Herreras. “En este autobús viajaban estudiantes, gente mayor que no tiene coche o que simplemente preferían usar el transporte público”, añade Mercedes Herreras.  “Esta situación crea una injusticia y un desprecio a todos mis vecinos y obviamente hay que corregirla puesto que nada justifica que antes pasara el autobús y ahora no lo haga”, añade, ya que, como ha constatado, ni tan siquiera existe una razón económica para que el autobús haya dejado de parar, “era muy utilizado y, por tanto, rentable”.  “No alcanzamos a entender este agravio en relación a otros pueblos. Hemos escuchado a algunos representantes de la Junta de Comunidades que se habían restaurado líneas en nuestra provincia, pues no sólo no se han restaurado sino que en el caso de La Jara nos han quitado”.

Herreras insiste en que los más perjudicados son los jóvenes y los mayores, “la gente más desprotegida que tienen que estudiar en Albacete o que tienen una cita médica por la tarde también en esta ciudad ya no pueden volver a su pueblo, tienen que ir a Iniesta o a Quintanar y alguien desde La Jara recogerles allí, suponiendo que tengan a alguien que pueda hacerlo”, reiteraba la primera edil.

Para la alcaldesa, “es algo lamentable, que no llegamos a entender. Luego se habla mucho de la España vaciada. Lo que hace falta es voluntad y soluciones como la de mantener nuestros pueblos comunicados”. “No vamos a cansarnos hasta que vuelva el autobús a Villanueva de la Jara”, concluia y advertía Mercedes Herreras.