HC Hostelería de Cuenca y la Agrupación de Hostelería de Cuenca consideran que en este momento se ha abierto una buena oportunidad para el turismo rural en la provincia de Cuenca.

En este sentido, y lamentando por supuesto la dura pandemia que ha afectado a muchas empresas del sector, sí es cierto que los datos publicados por el INE dejan entrever que el usuario ha optado de manera clara por el turismo rural y más si cabe en una provincia como la nuestra.

HC y Agrupación Hostelería avisan de que se abre una buena oportunidad para el turismo rural en Cuenca
Las dos organizaciones sectoriales integradas en CEOE CEPYME Cuenca han estudiado los últimos datos de turismo rural publicados por el INE que señalan que se ha producido el mejor mes de julio de los últimos años, al buscar el usuario un sitio tranquilo y con pocas aglomeraciones por la pandemia de la COVID 19.

De hecho, destacan ha sido el mejor mes de julio en cuanto a pernoctaciones de los últimos años, lo que deja bien a las claras que el turista ha optado por lugares tranquilos y sin aglomeraciones, un perfil que cumple nuestra provincia de manera clara.

En cifras, estas dos organizaciones integradas en CEOE CEPYME Cuenca han calculado que este año se han producido en julio 15.753 pernoctaciones de turismo rural, 3.010 más que el año anterior, lo que supone un crecimiento porcentual del 23,62%.

HC y la Agrupación de Hostelería quieren reseñar que estos datos positivos vienen dados por el turista nacional, ya que las pernoctaciones de residentes a otros países se han quedado en tan solo 68 en el séptimo mes del año, siendo la pernoctación nacional el 99,56% del total en julio.

Eso sí avisan de que este último mes no supone una total recuperación del sector, sino más bien un respiro, ya que sumados los siete primeros meses de 2020, se han producido un descenso de 36.799 pernoctaciones (-54,77%).

Viajeros

HC Hostelería de Cuenca y la Agrupación quieren reseñar que estos buenos datos de turismo se ciñen a las pernoctaciones, por lo tanto, los turistas cumplen de manera clara el perfil de personas que van a pasar alguna noche en estos establecimientos, buscando tranquilidad y no recorren sitios en pocas horas.

De hecho, el dato de viajeros en turismo rural es menor en julio de 2020 en 1.175 personas sobre este mismo mes de año anterior, quedándose en 4.497 viajeros, experimentando en este mes un descenso del -20,72%.

Al igual que pasa con las pernoctaciones, el dato de viajeros a lo largo del año también es muy inferior en 2020, pues de enero a julio se han producido un descenso de 21.308 viajeros respecto a estos meses de 2019, un -68,31%.

De igual modo, el viajero nacional es claramente predominante tanto en julio (98,48%) como de enero a julio (98,79%) quedando el viajero de otros países en un papel ínfimo.

 
Comparte esta noticia: