Coincidiendo con la celebración de las fiestas de Halloween desde la Consejería de Desarrollo Sostenible, a través de la Dirección General de Agenda 2030 y Consumo, ofrece recomendaciones a las personas consumidas que tengan la probabilidad de adquisición de artículos para diseñar sus disfraces.

Halloween ya se celebra como si fuera una fiesta de toda la vida...., pero que no te timen
Es importante verificar que el artículo dispone de su etiqueta y composición textil y en caso de estar destinado a menores de 14 años, debe indicar una serie de advertencias de seguridad.

En torno a estos productos, el área de Consumo de la Consejería de Desarrollo Sostenible viene realizando una labor de vigilancia e inspección de los artículos que se comercializan, así como la investigación de las notificaciones que se reciben en la red de alerta de productos peligrosos, procedimiento de adopción de medidas cautelares de retirada del mercado en caso de detección y localización de los productos alertados.

A la hora de adquirir este tipo de artículos debe verificar el etiquetado donde debe figurar, al menos, el nombre, la dirección y CIF del comerciante o importador o responsable del producto; además, si está fabricado en España figurará el número de registro industrial del fabricante.

También es importante evaluar que figura la composición textil; si el disfraz está destinado a menores de 14 años tiene la especificación de juguete por lo que debe indicar además una serie de advertencias de seguridad y, especialmente, qué indica si el juguete es adecuado para menores de 36 meses y el motivo por el que no lo es, en su caso, debiendo figurar siempre el marcado CE, con el que el fabricante informa de que cumple con todas las normas de seguridad.

Del mismo modo, si la prenda es para menores de siete años, no podrán llevar cordones ni cuerdas, ya sean decorativos o funcionales, en la zona del cuello. En el caso de las máscaras, podrían haber detenido de aberturas que requieren la ventilación e impidan situaciones de asfixia; también, tanto los disfraces como las máscaras y pelucas deben ser resistentes al fuego, por lo que requieren estar elaborados con materiales ignífugos, como pueden ser el nylon o el poliéster.

En cuanto a las pinturas y cosméticos, deben informar específicamente de la composición en su etiqueta. No obstante, para pieles sensibles se recomienda no utilizar pinturas y cosméticos de origen desconocido o de bajo precio, pues pueden ocasionar reacciones cutáneas adversas, e incluso dermatitis de contacto. Como precaución se puede aplicar el producto en una pequeña proporción en alguna parte del cuerpo (el dorso de la mano, por ejemplo) para aplicarlo después de la normalidad si al cabo de un corto espacio de tiempo se comprueba que no ha producido efecto adverso alguno.

Fiestas organizadas con autorizaciones

En relación con las fiestas organizadas, es aconsejable gestionar de la organización cuenta con las oportunidades autorizaciones. Recuerde que debe guardar las entradas para hacer uso de ellas en caso de reclamación, si se han adquirido por Internet, debe ser de la página web donde se han comprado es seguro -lo que puede verificar si en la URL figura https: o bien, un candado cerrado y confiable, evitando así posibles fraudes en su adquisición, y ubicar mentalmente las salidas de emergencia al acceder al local.

Por último, se recomienda solicitar las hojas de reclamaciones en caso de disconformidad con los servicios prestados, ya que en todos los servidores existe la obligación de tenerlas a disposición de los consumidores y usuarios. Los organizadores deben contar con un seguro de responsabilidad civil para la cobertura de daños por accidente de los clientes.

Para realizar consultas al respecto, los ciudadanos pueden acudir a las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC) oa las delegaciones provinciales de la Consejería de Desarrollo Sostenible de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.