Guarinos responsabiliza a Page de ‘condenar’ a las pacientes de cáncer a esperar un mínimo de dos años y medio para una reconstrucción mamaria
Foto: @AnaGuarinos

Los especialistas recomiendan que la reconstrucción mamaria con la técnica conocida como ‘colgajo de DIEP’ (utilizando tejidos de la propia paciente) se lleve a cabo de forma inmediata a la mastectomía (extirpación del pecho) y posterior tratamiento con radioterapia. Sin embargo, hace ya más de un año que esa práctica ha dejado de hacerse en el Hospital Universitario de Guadalajara, por falta de cirujanos plásticos.

Y Guadalajara no es un caso único en Castilla-La Mancha. Desde otras provincias –Ciudad Real- también están reclamando los medios necesarios para que este tipo de intervenciones quirúrgicas especializadas se realicen en igualdad de condiciones en otros hospitales de la región. Según los expertos, para ello se precisarían al menos siete cirujanos más.

Desde el Grupo Parlamentario Popular en las Cortes, lo están exigiendo con carácter inmediato. Su presidenta, Ana Guarinos, ha señalado que defenderán una Proposición No de Ley para que el Gobierno de Page contrate urgentemente los especialistas necesarios.  “La situación es insostenible, no se puede ‘jugar’ con las esperanzas de las pacientes de cáncer, que tras un proceso muy doloroso siguen luchando por recuperar la normalidad en sus vidas, y la única solución que les ofrece el Ejecutivo regional es una lista de espera que alarga su sufrimiento por tiempo indefinido”.

La denuncia del Partido Popular se suma a las quejas hechas públicas por pacientes afectadas por esta situación, que en una conferencia organizada en Guadalajara por la Asociación Española contra el Cáncer daban testimonio de su preocupación y malestar, después de que el propio conferenciante –jefe del Servicio de Cirugía Plástica en el Hospital de Guadalajara- advirtiera de que la solución pasa por contratar los cirujanos suficientes, y de que aunque se contrataran hoy mismo, la espera se alargar ya hasta 2020, teniendo en cuenta que sólo en Guadalajara hay 20 pacientes pendientes de este tipo de intervención.

En cualquier caso, para Ana Guarinos, lo importante es que “de forma definitiva y rápida Page disponga los medios para poner fin a la desesperación de las mujeres que necesitan ‘pasar página’ cuanto antes, y que para ello dependen de que la Administración adopte medidas, necesarias y urgentes”.

En su opinión, un año ‘largo’ es tiempo más que suficiente para haber cubierto las vacantes de los cirujanos que se marcharon, o haber optado por soluciones como la derivación de las pacientes a hospitales de Madrid donde sí se practica este tipo de operación de reconstrucción mamaria tras la mastectomía.

“Page ha demostrado muy poca sensibilidad con una situación tan dolorosa para las mujeres, que se sienten abandonadas en un momento muy importante de sus vidas y para su futuro. Así que,  como jefe del Gobierno regional debe asumir sus responsabilidades y aportar soluciones, ya”.