La presidenta del Partido Popular de Guadalajara y vicepresidenta segunda de las Cortes de Castilla-La Mancha, Ana Guarinos, ha reclamado una bajada generalizada de impuestos en Castilla-La Mancha que evite la huida de capitales y empresas a Madrid, y permita el estímulo de la actividad económica y la creación de empleo y nuevas empresas en la región. La propuesta de bajada de impuestos como medida de estímulo de la actividad económica, al tiempo que garantía de prestación de servicios públicos no es nueva en el Partido Popular, ya que forma parte del programa electoral de la formación política y cobra fuerza tras el anuncio realizado por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de realizar una “bajada histórica” de impuestos en la vecina comunidad.

Guarinos reclama una bajada generalizada de impuestos en la región que evite la huida de capitales y empresas a Madrid
• Anuncia que el Grupo Parlamentario Popular presentará iniciativas en las Cortes Regionales para debatir y reclamar que el Gobierno de la Junta lleve a cabo una baja de impuestos similar a la que va a aplicar el Gobierno de la Comunidad de Madrid

Guarinos ha señalado que una bajada de impuestos en Madrid podría suponer una huida de empresas y capitales a la comunidad vecina si no se adoptan medidas similares en Castilla-La Mancha, ante la proximidad de ambas regiones, consecuencias que tendrían más incidencia en una provincia como la de Guadalajara en la que el Corredor del Henares comparte territorio con la Comunidad de Madrid y, por ello, las medidas e incentivos fiscales tienen que ser iguales o similares en ambos territorios.

Guarinos se ha mostrado preocupada por las últimas noticias conocidas en materia económica que afectan a Castilla-La Mancha, como las que daba el consejero de Hacienda afirmando que la región está empezando a tener “tensiones de tesorería”, por lo que no cumplirá con el objetivo de déficit para este año 2019, con una desviación de 360 millones de euros, noticias que ponen en duda la buena salud económica de Castilla-La Mancha y podrían suponen un retraso en el pago a los proveedores, además de afectan a la prestación de servicios públicos esenciales.

Por todo ello, la vicepresidenta segunda de las Cortes ha anunciado que el Grupo Parlamentario del Partido Popular va a registrar en los próximos días propuestas en las Cortes Regionales para debatir y reclamar al gobierno de Page una bajada generalizada de impuestos en la región, es decir, que la Junta de Comunidades aplique la misma rebaja de impuestos que va a aplicar Isabel Díaz Ayuso en Madrid para evitar la fuga de empresas y capitales a la Comunidad de Madrid.

“Si aquí se bajan impuestos como el IRPF, sucesiones y donaciones, se elimina el impuesto de patrimonio, de actos jurídicos documentados, es decir, si aplicamos la misma bajada de impuestos que va a aplicar Isabel Díaz Ayuso con el gobierno del Partido Popular en la Comunidad de Madrid, no habrá dumping fiscal ni habrá huida de empresas y personas que se quieren instalar allí porque pagan menos impuestos”, ha declarado Guarinos, que ha concluido asegurando que la mejor medida para crear empleo es la bajada de impuestos.

Guarinos se ha mostrado preocupada igualmente por la medida anunciada por el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez de cobrar un peaje por circular por las autovías, medida que supondría una voracidad recaudatoria sin precedentes en nuestro país, y se pregunta qué opina el gobierno de Page de la misma y si está de acuerdo con ella.

En materia de agua

El PP es garantía de agua en la región, especialmente para los municipios ribereños de Guadalajara y Cuenca, recordando que, si hoy existe una lámina estable de agua embalsada de 400 hm3 por debajo de la cual no se puede autorizar ningún trasvase, es gracias al Partido Popular. La vicepresidenta segunda de las Cortes regionales ha recordado que el PP de Paco Núñez ha ofrecido y sigue ofreciendo al Ejecutivo Autonómico un Pacto Regional por el Agua, hoy más necesario que nunca.

En este sentido, ha recordado desde “el minuto uno” el presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, planteó a Page – durante una reunión que tuvo lugar en el Palacio de Fuensalida-, constituir una Mesa de trabajo en la que estuvieran representados todos los sectores y colectivos afectados para llegar a una posición común que blindase los intereses hídricos de nuestra región y de nuestra provincia.

A pesar de ello, Guarinos ha lamentado que ese ofrecimiento no obtuvo “ninguna respuesta”, y ve “urgente” un Pacto Regional por el Agua con una posición “blindada” desde Castilla-La Mancha para acudir a un Pacto Nacional en el que todos los colectivos estén representados, entre ellos, los municipios ribereños.

También, la postura que defiende el PP es la de garantizar la prioridad de la cuenca decente y los caudales mínimos, y que las decisiones que se tomen en materia de agua tengan un carácter técnico de la mano de expertos (confederaciones, consejería competente o comunidades de regantes) para que el agua se distribuya desde la “solidaridad” entre regiones.

Por último, Guarinos ha denunciado que las soluciones en materia de agua no precisan de “fotos” ni de más “anuncios”, precisas de agua y de consenso, recordando que con el Gobierno de Pedro Sánchez en España  no ha habido un solo mes que no se haya autorizado un trasvase.