La presidenta del Grupo Parlamentario Popular de las Cortes de Castilla-La Mancha, Ana Guarinos, ha criticado que “los presupuestos de la región no se solucionan quitando la asistencia religiosa ni educación pública concertada”.

En este sentido, Guarinos ha destacado en rueda de prensa que el desastre de presupuestos de Page y Podemos no se soluciona de esta manera. Este hecho responde, a su juicio, a “la obsesión permanente de Page y Podemos por atacar la libertad, especialmente la libertad religiosa”.

Para Guarinos, la eliminación de la asistencia religiosa en los hospitales y residencias y el ataque a la enseñanza pública concertada “es algo muy grave y demuestra que Page no trabaja para resolver los verdaderos problemas de la región, como los que hay con la sanidad o la fuga de empresas”.

Por eso, ha asegurado que “Castilla-La Mancha no se merece este trato tan humillante”.

Guarinos: “Page es el enemigo número uno de los agricultores y ganaderos; sus presupuestos son una burla para el campo y el mundo rural”

Guarinos, ha asegurado que “Page y sus socios de Podemos se han convertido en el enemigo público número uno de los agricultores y ganaderos de la región”.

Según ha asegurado en rueda de prensa, los presupuestos de Castilla-La Mancha para 2016 son una burla para nuestro campo y demuestran el abandono del bipartito Page-Podemos a la población rural de nuestra región cuyo territorio representa la inmensa mayoría”.

En este sentido, ha señalado que “el campo es el gran olvidado en los presupuestos de 2016 ya que disminuyen las ayudas para la modernización de la industria agroalimentaria, el presupuesto para medidas agroambientales, las ayudas de indemnización compensatoria para las zonas desfavorecidas, los fondos destinados a la Red Natura Forestal y disminuye, en definitiva, el dinero destinado al sector de los agricultores y ganaderos”.

Además, ha criticado que la subida de impuestos de Page a los ciudadanos de la región va a perjudicar especialmente a los agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha, dificultando el relevo generacional necesario por el que Cospedal apostó durante los cuatro años anteriores.

“El mundo del campo no se merece este trato que está recibiendo de Page y Podemos. Para ellos, el campo es de tercera categoría, que no les preocupa un sector que es estratégico para nuestra región y por el que siempre ha apostado el Partido Popular”, ha indicado.

Asimismo, ha destacado que “Page está poniendo en peligro a este sector porque todavía no ha pagado a 8.000 agricultores y ganaderos que no han cobrado las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) porque la Junta no lo paga. Tampoco es admisible que el gobierno regional tenga retenidos más de 3.000 expedientes de la PAC porque no se han realizado los pertinentes controles de campo que les corresponde realizar a la Administración”.

Por otro lado, ha asegurado que “no es admisible que existan cerca de 2.000 expedientes pendientes de tramitación en relación con las cesiones de derechos de las campañas de 2014 y 2015 y que tampoco se haya pagado a 2.000 jóvenes agricultores el pago complementario de sus ayudas directas correspondientes a la pasada campaña”.

Incrementar las tasas y multas a los agricultores

Guarinos también ha destacado que “Page, además de eliminar ayudas y bonificaciones al sector del campo, quiere recaudar ocho millones más de tasas y multas a los agricultores y ganaderos de la región”. En este punto, ha asegurado que el incremento de la partida destinada a multas es del 150%, algo “inaceptable”.

Sin embargo, el PP va a proponer una rebaja impositiva en este ámbito, una rebaja orientada a este sector para defender a nuestros agricultores y ganaderos y al mundo rural”.

Otra prueba de la nula importancia que da Page y su partido al campo es que “el ultimo pacto del PSOE con Ciudadanos a nivel nacional no incluye nada ni hace ninguna referencia al mundo rural”, ha destacado Guarinos.